Dicen ser amantes de los animales pero nadie abandona tanto como los mexicanos, según estudio

En Latinoamérica existe un país cuyo número de mascotas casi iguala a su cantidad de habitantes, pero este hecho lejos de ser un aliciente se ha convertido en algo lamentable. La razón: no todos valoran a estos animalitos como deberían y, pudiendo vivir felices en un hogar, las criaturas van a parar a la calle.

El país del que hablamos es México, el cual se ha ganado el puesto número uno en toda Latinoamérica por tener más animales abandonados.

Con una población de 24.4 millones de habitantes, la nación azteca posee casi 23 millones de mascotas pero aproximadamente el 70% de estos seres viven en condición de calle, soportando las más duras necesidades y malos tratos. Esto según las cifras arrojadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sólo 5,4 millones de mascotas en México tienen un hogar, mientras que las demás deben resolver sus vidas como puedan.

Estas cifras han revelado el grave problema que atraviesa este país, en cuanto al tema de protección animal se refiere. Además, si a ello se le añade que de ese 5.4 millones, al menos, unas 60.000 mascotas fallecen anualmente a causa de los malos tratos que se les dan pues el problema resulta aun más grave.

Esto ubica a México como el país con el peor trato animal en toda América Latina, una posición de la cual estamos seguros nadie podría enorgullecerse.

Estas cifras también figuran en una gaceta emitida por el Senado mexicano, en la cual no sólo se expone la situación sino que se invita a tomar medidas al respecto.

“En nuestro país hay más perros y gatos que niños, con una población animal superior a los 23 millones, en comparación con infantes menores a los 9 años un poco superior a los 19 millones. El problema sobre los animalitos, es que se confirmó que no menos del 70% son de origen callejero”, se lee en parte de la gaceta.

Los números deberían causar alarma en la población y motivarlos a ayudar a aquellos animalitos en condición de calle. Además, de eliminar con ciertos hábitos que sólo llevan a empeorar la situación.

Entre ellos, la tradición de regalar mascotas en fechas especiales sin saber si la persona realmente la va a cuidar.

Según la asociación civil Defensoría Animal “los perros y gatos son vistos como regalos estéticos pero una vez que estos crecen la gente se deshace de ellos”.

Quizás allí esté el mayor error de la cultura, pensar que estas criaturas son objetos y no darles el verdadero valor a sus vidas.

Aún queda mucho por hacer pero compartir esta noticia puede ayudar a crear consciencia en la sociedad y que los entes gubernamentales junta a organizaciones proteccionistas puedan darle un cambio radical a estos números.

No te quedes con la información, comparte esta nota y ayúdanos a educar. ¡Hagamos entre todos el cambio que queremos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!