Perrito hambriento, sin pelo y cubierto de llagas, parece otro perro tras su conmovedor rescate

Cuando vemos a un perrito callejero pocas veces nos motivamos a realizar un pequeño gesto de amor que les cambie la vida, por el contrario, muchas veces los vemos desde la distancia esperando que alguien haga algo, cuando en realidad, somos nosotros quienes debemos motivar el cambio.

Ralph era uno de esos perritos callejeros que vaga de un lugar a otro para intentar sobrevivir, estaba esquelético y al borde de la muerte cuando le dieron una segunda oportunidad y lo sacaron de las calles.

Ralph tiene 4 años de edad.

El estado de salud de Ralph era totalmente deplorable, estaba totalmente desnutrido y cubierto de llagas.

Fue trasladado a Battersea Dogs and Cats Home donde recibió toda la atención que necesitaba, tras realizarle varios exámenes descubrieron que tenía una infección bacteriana, así como una infección ocular y problemas de audición.

Fue rescatado de las calles del sur de Londres.

Ralph necesitó de cuidado especial, por varios días estuvo bajo constante observación, le dieron algunas vitaminas y antibióticos para combatir las bacterias.

Por fortuna, todos los voluntarios estaban dispuestos a ayudar el indefenso Ralph, quien con el paso del tiempo fue revelando increíbles cambios.

Después de un mes de tratamiento una voluntaria le ofreció un hogar.

El perrito se robó el corazón de Wendy Tung, quien trabaja como voluntaria en el refugio.

Ella se convirtió en el angelito del indefenso Ralph, juntos formaron un vínculo especial, por lo que fue inevitable  que no le abriera las puertas de su corazón y porque no, las de su casa. Al respecto comenta:

«Ralph es un perro maravilloso. Me trae compañía, mucho amor y afecto. Todos los días pienso en la suerte que tengo de tenerlo. Tuvo un comienzo tan difícil en la vida, pero siempre ha sido amoroso, gentil y confiado. Es una alegría absoluta. Cuando lo llevé a casa por primera vez, todavía era un perro muy frágil, por lo que era muy molesto de ver. No había músculo, sólo era hueso”.

Para Ralph no fue nada fácil su recuperación, al principio se mostraba muy inseguro, pero gracias a su rescatista ahora es un perrito confiado y muy diferente.

De no ser por el registro de Wendy no podríamos contemplar el sorprendente cambio de un perrito que está disfrutando la segunda oportunidad que le dieron.

El perrito luchó hasta transformar por completo su esencia.

Gracias a todos los que hicieron posible este maravilloso cambio hoy Ralph es un peludito feliz y agradecido que ha dejado atrás su pasado oscuro para disfrutar su presente al lado de su persona favorita.

Ralph nos ha demostrado que todos los perritos callejeros merecen ser salvados. Recuerda adoptar y anímate a cambiarle la vida a un perrito que tanto lo necesita.

Comparte esta nota en tus redes y celebremos juntos la increíble transformación de un perrito que está disfrutando del amor de una verdadera familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!