Dispara a su amoroso perrito en la cara porque estaba harto de que fuera «demasiado feliz»

Todos sabemos que no hay nada más adorable que un lindo cachorrito. Por desgracia, vivimos en un mundo donde todavía hay muchas personas dispuestas a herir a un animal inocente y todo por los motivos más absurdos. Ice es un perrito que fue hallado con una lesión terrible en su rostro.

Ice pasó tres días sin atención médica

Nadie se explica cómo logró sobrevivir después de tanto tiempo. Lo habían dejado en una jaula, en medio del bosque después de propiciarle una herida de bala. Su historia es un triste recordatorio de los terribles tratos a los que muchos perritos son sometidos.

“Ice es una prueba viviente del poder del hombre para el mal mayor, pero también para el bien mayor”.

Después de una serie de investigaciones, las autoridades lograron dar con el culpable. Había sido nada menos que el dueño de Ice y aseguró que había hecho algo tan terrible sólo porque el perrito estaba feliz todo el tiempo. Ice fue trasladado al refugio Save a Greek Stray. Se trataba de uno de los casos más desgarradores, pero algo quedaba claro: Ice tenía muchas ganas de vivir.

“Era un caso muy difícil, pero su gran espíritu inspiró a los veterinarios. Nunca dejó de ser amoroso”.

Aún después de haber pasado por algo tan indignante, el lindo perrito no hacía más que mover la colita de un lado a otro para disfrutar al máximo los pocos días en los que se encontraba fuera de un quirófano. La herida en su rostro logró sanar y los veterinarios le hicieron un injerto de piel tomado de su cuello.

Ice recibió cirugías y tratamiento durante 4 meses.

Con el tiempo, la cicatriz de su doloroso pasado fue sanando y hasta comenzó a tener un pelaje más poblado y llamativo justo ahí.

“Le da un aspecto muy particular. Pero es un constante recordatorio de todo el dolor que tuvo que pasar”.

Ahora, sólo era cuestión de esperar que Ice conociera a una familia perfecta para él. Comenzó a pasar sus días en su refugio y siguió demostrando sus ganas de vivir. Por desgracia, la enorme marca en su rostro podía resultar algo desagradable para muchos.

“Después de haber ganado una gran batalla, parece que nada puede herirlo, excepto el rechazo”.

Sus rescatistas, sin embargo, sabían que su enorme corazón no tardaría en conquistar a alguien. Todavía era un cachorro con muchas ganas de jugar y entregar todo el amor que tenía dentro.

Ice finalmente fue adoptado por una familia en el Reino Unido.

Después de todo lo que este hermoso perrito tuvo que pasar, es hora de que disfrute y sólo tenga momentos felices con personas que valoren su personalidad.

No dudes en compartir esta nota. El caso de Ice no es para nada aislado y todavía hay muchos perritos en la calle que necesitan de nuestra ayuda.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!