Dos adorables huskies tienen una graciosa discusión para aclarar quién es la dueña del juguete

Todos los que hemos tenido una mascota sabemos que a los animales sólo les falta hablar. Son tan astutos que se las ingenian para darse a entender. Entre todos los perros, los huskies siempre han destacada por dar los más tierno aullidos y mantener largas “conversaciones”. Muchas veces se quedan escuchando con atención las palabras de sus humanos y de inmediato repiten los sonidos.

Mishka es la husky que tiene el pelaje negro y Laika es de tonos café.

Mishka y Laika saben llevar las cosas un poco más lejos. Se trata de dos hermosas perritas que viven juntas y que se han convertido en verdaderas celebridades de las redes. Tienen más de 200 mil seguidores en su canal de YouTube. Uno de sus últimos videos ha causado furor en todo el mundo.

«Eso es mío. ¿Dónde estaba?»

Se trata de una adorable discusión y las dos perritas parecen tener un gran debate para decidir cuál de ellas es la verdadera dueña de un juguete. Todo comienza con Mishka jugando tranquilamente en el mueble. Entre sus patitas tiene un juguete de color morado que se roba toda su atención.

«Lo encontré. Ahora es mío»

Cuando Laika entra y descubre lo que está sucediendo no tarda en dar un claro quejido para reclamar que el juguete es de ella.  Mishka le responde y casi parece decir que no piensa soltar el juguete. Por suerte, los dueños de las lindas perritas fueron lo suficientemente amables como para agregar subtítulos y el resultado ha sido maravilloso.

«Pero es mi juguete. ¿Puedo tenerlo?»

Es evidente que Laika quiere tomar el juguete y comienza a moverse de un lado para otro. Intenta acercarse pero Mishka lo tiene entre sus patitas y con sus tiernos aullidos parece decir que no está dispuesta a compartir.

«¿Recuerdas tu último juguete? Lo enterraste en algún lugar y ahora está perdido«.

Muchos perros se valen de sus aullidos como una forma de comunicarse. Sin embargo, los huskies parecen llevarse el primer lugar con su habilidad para “hablar”. Ellos aúllan de manera instintiva para que los otros miembros de su manada puedan detectar su locación.

Los especialistas aseguran que son así por su gran cercanía a los lobos.

Como animales domésticos sus aullidos pueden deberse a que se sienten solos, tienen hambre, están estresados o simplemente quieren decir a otro perro que el juguete es suyo.

No te vayas sin compartir los maravillosos argumentos de Mishka y Laika a la hora de pelear por su juguete.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!