Dos gatitas rescatadas logran salir adelante gracias al amor de una familia

Flower y Bloom son dos gatitas que lograron salir adelante gracias al increíble trabajo de su familia de acogida, ambas fueron rescatadas junto a su madre y otros gatitos que se encontraban en condiciones de calles en Indianápolis, Indiana-Estados Unidos.

Todos los peluditos fueron trasladados a Indyhuman, una organización de rescate de animales ubicada en Indianápolis. Al poco tiempo de su rescate la madre logró encontrar un hogar para siempre. Flower y Bloom aún necesitaban fortalecerse antes de ser dados en adopción.

Dos gatitas con personalidades muy diferentes.

dos gatitas

Al ser tan pequeñas era necesario que estuvieran bajo supervisión. Una voluntaria del refugio, Jennifer, estaba cuidando a otra gatita Blossom cuando se enteró de la historia de las dos hermanitas que necesitaban ayuda, pensó que serían la pareja perfecta para convertirse en las mejores amigas de su gatita Blossom, así que decidió acogerlas.

Ambas gatitas llegaron a su nuevo hogar un poco confundidas, al principio estaban muy tímidas y permanecían acurrucadas en su corral. Sobre todo Flower, quien era la más tímida.

“Cuando llegó por primera vez, estaba muy nerviosa y se encogió de miedo lejos de mí”, dijo Jennifer.

En su nuevo hogar su madre de acogida les brindó toda la ayuda que necesitaban pero le llevó un poco tiempo ganarse su confianza, al parecer estas adorables gatitas nunca antes habían tenido contacto con las personas, por lo que no eran muy receptivas.

“Tienen su propio corral, al lado del de Blossom, en la habitación de acogida. Si todos están sanos, se convertirán en compañeros de cuarto”, comentó Jennifer.

Desde su corral, las gatitas no dejaban de maullar y daban pequeños saltos como intentando escapar.

Bloom era la más fuerte de las dos, a pesar de ser la más pequeña físicamente tenía una gran energía, su mirada reflejaba mucha valentía. Al respecto su cuidadora dijo:

“Ella me sisea un segundo, luego quiere trepar por encima de mí”.

Flower, por su parte, es mucho más tímida, parece necesitar de su hermana para animarse a hacer travesuras. Afortunadamente, estas hermosas gatitas comprendieron que estaban en las mejores manos y finalmente cedieron ante el amor de su cuidadora.

Ya estaban listas para reunirse con su nueva mejor amiga, Blossom, con quien formaron un trío dinámico.

Las dos gatitas encontraron la fuerza para salir adelante.

De las dos hermanitas, Bloom no solo es la más extrovertida sino que tiene una apariencia física que la hace aún más atractiva y única, su rostro tiene dos tonos tan perfectamente marcados que pareciera que hubiera sido delineado por alguien.

Su interesante aspecto físico da a la intención de tener algunos rasgos de un gato quimera, pero para ello hace falta una prueba de ADN y así determinar si efectivamente lo es.

La marca de Bloom llega hasta el cuello.

Después de unas semanas estas gatitas fueron trasladadas a la organización donde fueron esterilizadas, a los días estaban en lista de adopción.

Afortunadamente, no pasó mucho tiempo para que lograran conquistar a una familia. Bloom fue rebautizada y comparte hogar con una gatita mayor. En una reciente actualización la organización publicó:

“¡Bloom, rebautizada como Matilda, se dirige a su nueva casa! Su nueva hermana mayor es una antigua adoptiva… Es una mamá gata muy dulce. Creo que Bloom adorará a su nueva hermana mayor”.

En otra publicación se lee:

“¡Flower está en su hogar para siempre! Su adoptante informa que se está instalando, jugando y haciéndose amiga de sus nuevos hermanos gatitos. ¿Ves porque era tan importante que aprendiera a sentirse cómoda con gatos adultos residentes? Tiene confianza en lugar de miedo, lo que hace que adaptarse a su nuevo hogar sea mucho más fácil tanto para ella como para su nueva familia. ¡Feliz día, Flower!”

Se nos agita el corazón de alegría al saber que dos gatitas pasarán el resto de su vida recibiendo toda la atención y el amor que se merecen. Gracias a todos los que se dedican hacer la diferencia y transformar una vida, sus acciones hacen posible que cientos de gatitos rescatados logren disfrutar de una segunda oportunidad.

Recordemos que adoptar no tiene que ser solo un verbo sino uno de los más grandes gestos de amor y misericordia. No esperes que sea demasiado tarde para demostrar lo bonito que habita en tu corazón.