Dos heroicos rescatistas caninos encuentran a 7 koalas con vida tras los incendios forestales

Desde septiembre del año pasado intensas llamas se han apoderado de Australia, sumiéndola en una de las crisis ambientales más graves de toda la historia y es que la gran catástrofe parece no tener fin. Miles de animales han perecido en los incendios forestales, sobre todo los indefensos koalas que se encuentran en gran peligro.

Son los rescatistas más valientes

Afortunadamente, muchos se han sumado a ayudar para mitigar los daños causados en los incendios, incluyendo voluntarios caninos que no dudan en arriesgar su vida para salvar la de otros animales necesitados que resultaron quemados y que agonizan deshidratados, sin saber qué hacer o a quién acudir en busca de ayuda.

Taz y Missy son dos valientes perritos que llegaron a una de las áreas más afectadas por los incendios, el bosque de Maryvale en South Downs, Queensland, en un esfuerzo desesperado por encontrar a koalas lesionados que lograron sobrevivir.

Desde el primer momento, los dos perritos utilizaron su agudo sentido del olfato para identificar excremento de koala y así poder llegar hasta ellos. En su primer día de búsqueda lograron encontrar a una mamá koala junto a su indefenso bebé, ambos en buen estado de salud.

“El bebé estaba fuera de la bolsa de la madre. Estaban en el mismo árbol y parecían estar bien, hicimos una revisión visual de ellos y no hay ninguna preocupación inmediata por su seguridad”, dijo la ecologista Olivia Woosnam.

Posteriormente, en una extensa búsqueda en la que recorrieron 10 km del bosque, el dúo canino encontró una pareja de koalas adultos, y también detectaron más rastros de estos adorables marsupiales con vida, logrando un total de ¡7 koalas rescatados!

“Encontrar siete koalas vivos en medio de la destrucción, en solo dos días, es un comienzo alentador. Es genial ver que algunos koalas están sobreviviendo a los incendios y podrán recolonizar el bosque a medida que vuelve a crecer”, señaló el ecologista Dr. Stuart Blanch.

En algunas partes del bosque de Maryvale las llamas siguen ardiendo. Los voluntarios presentes en la zona hacen lo que pueden por ayudar a los koalas, dejando estaciones de riego para que puedan beber de ellos, aunque la gran mayoría de marsupiales rescatados están desnutridos y deshidratados.

“No hay mucha hoja y, por lo tanto, no hay mucha humedad, los animales deben estar sedientos”, mencionó otro ecologista.

Se teme que más koalas sigan perdiendo la vida mientras los incendios forestales masivos continúan destruyendo su hábitat. Por ello, el grupo ambiental WWF Australia ha prometido más fondos para este pequeño equipo canino, con la esperanza de encontrar más sobrevivientes en el área.

Sin duda, la labor de este par de perritos es invaluable en estos momentos tan dramáticos que enfrenta Australia, siendo una razón más para apoyar en lo que podamos y para llenar de amor a todos los peluditos.

Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y nunca dejes de sorprenderte con el gran corazón de los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!