Soldados australianos dedican sus días libres a cuidar koalas heridos de los incendios

Los koalas, esos hermosos animales, que nos despiertan tanta ternura, han sido por demás la especie más amenzada durante el último año.

No suficiente con todo lo que han tenido que sufrir frente a los devastadores incendios en Australia, recientemente salió a la luz que también están terminando en un plato de comida en China, tras venderlos recién sacrificados en los mercados donde se desató el coronavirus. Por una razón u otra, han acabado en un estremecedor destino.

Los koalas fueron declarados «funcionalmente extintos» en 2018

Sin embargo, tanta es la compasión que inspiran que, aunque las pérdidas de los más de 1.000 millones de koalas fallecidos será irreparable, quedan todavía cientos de animalitos heridos que luchan por su vida. Y cada vez más aparecen héroes dispuestos a darlo todo.

Dentro de esos cientos de héroes anónimos, recientemente la Armada Australiana ha dado a conocer el trabajo desinteresado de muchos de sus soldados: hombres y mujeres, que en sus días libres, que los deberían dedicar al descanso tras jornadas extenuantes, han preferido ocuparlo de la mejor manera que nadie pudo imaginar.

Los valientes y rudos soldados dedican sus horas libres a cuidar, darles el biberón, y sobre todo a dar amor a koalas heridos

 «Nuestro personal de la Fuerza de Apoyo de Emergencia del 16 ° Regimiento ha usado sus períodos de descanso para ayudar al Cleland Wildlife Park, apoyando a nuestros amigos peludos durante la hora de comer y construyendo monturas de escalada dentro del parque», escribieron en su página junto a las más emotivas imágenes.

#OurPeople from 16th Regiment Emergency Support Force have used their rest periods to lend a helping hand at the Cleland…

Publiée par Australian Army sur Lundi 27 janvier 2020

«El tiempo que pasaron en el Parque de Vida Silvestre de Cleland fue un gran estímulo moral para nuestro equipo de trabajadores en Adelaide Hills», agregaron. De modo que además de constituir el gesto más bonito para esos animalitos necesitados de cariño y de cuidados, para los uniformados ha supuesto el mejor alivio para sus corazones y una verdadera terapia psicológica tan necesaria.

Algunas especies en ciertas zonas de Australia están bordeando la extinción absoluta

La publicación ha generado miles de reacciones en las redes. Algunos aseguran que de todos los rescates que han visto, e incluso de tanta noticia devastadora que se escucha, ésta es por demás la más emotiva, inspiradora y que sin duda devuelve la esperanza en la humanidad.

«Muchas gracias, chicos y chicas, están haciendo un trabajo maravilloso por esos hermosos animales. Ustedes siempre ahí, dispuestos a salvar vidas. Esta es una de las mejores noticias que he visto de todo el 2020», dijo una persona.

Un emotivo video revela el momento en que los soldados también se apersonaron -sin que nadie se los pidiera- de curar a canguros terriblemente heridos, en la Isla Canguro. 

«Inicialmente se les pidió que llevaran en el coche al equipo veterinario, pero los soldados del 10º / 27º Batallón, del Real Regimiento de Australia del Sur, decidieron intervenir con sus propias manos».

Son escenas que enamoran

Army Reserve helps wildlife on Kangaroo Island

Following on from our earlier post regarding the animals on Kangaroo Island the video below is an insight into the treatment of injured Koalas and other wildlife on the Island.While initially assigned as drivers for the veterinary team, soldiers from 10th/27th Battalion, Royal South Australian Regiment have found themselves with a hands on role.#OpBushfireAssist #AusArmyReserves #KIFires

Publiée par Australian Army sur Mardi 7 janvier 2020

No te vayas sin compartir estas adorables escenas que demuestra la gran valía de estos uniformados, siempre dispuestos a darlo todo por salvar vidas. Pero cuando su labor va más allá apostándolo todo por los más inocentes, entonces sabemos que lo han entendido todo. ¡Qué suerte contar con estos superhéroes de la vida real!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!