Dos perritos en terribles condiciones no entienden por qué los entregaron en medio de la noche

El refugio Animal Friends of the Valley tiene una dinámica muy particular para las personas que quieren entregar a sus mascotas sin tener que enfrentar a los voluntarios. Se trata de un lugar al que pueden ir de noche y dejar a los perritos.

Es una medida verdaderamente triste pero gracias a esto se ha salvado la vida de muchos animales que de otra manera terminarían en las calles.

Los perritos viven en la ciudad de Wildomar, en California.

Fue de esta manera que dos hermosos perritos llegaron allí. Los voluntarios de otra fundación llamada Last Chance at Life conducieron de inmediato para brindarles la ayuda que tanto necesitaban.

Artie y Asia se encontraban en muy malas condiciones. Ambos sufrían un severo caso de sarna y en la caso de la perrita esto no hacía más que empeorar su piel.

Los dos perritos padecían de una tipo de sarna muy agresiva llamada sarna demodécida.

Tenía una infección y su pelaje se veía de un extraño color. Esto hizo que los voluntarios comenzaran a referirse a ella como la dálmata rosada. Los hermosos perritos se encontraban muy confundidos pero trataron con mucho amor a todos los que se acercaron a ellos.

“Les costó mucho adaptarse a la vida en el refugio. Necesitaban de un hogar urgentemente”.

Después de un par de semanas recibiendo baños especiales, el lindo par de hermanitos bóxer comenzó a mejorar. Ahora sólo era cuestión de conseguir un nuevo hogar para ellos. Artie tuvo mucha suerte y conoció a personas maravillosas dispuestos a adoptarlo. Ahora es un perrito lleno de energía y juega todo el día con su familia.

Artie tiene 2 años y Asia 10 meses.

Asia logró recuperarse y quedó completamente blanquita y saludable, pero su camino fue un poco más difícil, consiguió un nuevo hogar. Todo parecía ir de maravilla pero su dueño ya no podía hacerse cargo de ella. La angustiada perrita tuvo que enfrentar una vez más que la dejaran en el refugio. Después de todo lo que había pasado era verdaderamente doloroso.

La persona que adoptó a Asia tuvo que devolverla porque empezó a padecer problemas de salud.

Los voluntarios recibieron a la hermosa bóxer con los brazos abiertos y le dieron todos los mimos del mundo para que no se sintiese triste. Después de un par de semanas, llegó una familia y todos quedaron completamente enamorados de ella.

Ahora su difícil pasado ha quedado atrás y se encuentra disfrutando de una vida en donde nunca más tendrán que pasar hambre ni sufrir ante dolorosas enfermedades.

Asia Fue rebautizada como Pearl.

Celebramos que estos hermosos perritos lograran conseguir el hogar que tanto se merecen. Nunca sabremos las extrañas circunstancias en las que sus primeros dueños decidieron entregarlos, pero ahora estamos seguros de que están sanos y felices.

No dudes en compartir esta nota para ayudar a crear conciencia. Dejar a un perro en un refugio en lugar de las calles puede resultar vital para salvar su vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!