Dos perros con un doloroso pasado encuentran consuelo convirtiéndose en amigos inseparables

No hay nada como una buena amistad para sobrellevar los momentos más difíciles de la vida. Esta es una lección que los encargados de un refugio de animales nunca olvidarán.

Chilli Pepper es un dulce perrito que encontraron atado a un edificio. Sus dueños no aparecieron por ningún lado así que todo parece indicar que simplemente querían deshacerse de él.

Desde entonces no hizo más que esperar pacientemente por una nueva familia pero los días pasaron sin conseguir aquello que tanto merecía.

“Tienen un pasado muy doloroso pero estaban destinados a encontrarse”.

Un par de semanas después conoció a Blinker. Se trataba de otro hermoso perrito que fue hallado vagando por las calles. Ambos compartían pasados muy difíciles pero en cuanto se conocieron en el refugio su vida cambió para siempre. Ahora era imposible separarlos.

Los perritos viven en el estado de Georgia en los Estados Unidos.

A pesar de que son perros de tamaño mediano, se las ingeniaban para dormir juntos en un sola cama y cada vez que están unidos parecen olvidarse por unos instantes de la dura vida que llevan sin una familia que los cuide y apoye.

Blinker tiene una infección en un ojo y debe ser operado.

Para los trabajadores del refugio estaba más que claro, debían permanecer unidos, así que ahora comparten una misma habitación y pasan todo el tiempo abrazados tiernamente.

Kaitlyn Garret, una rescatista; asegura que nunca había visto una amistad tan hermosa y conmovedora como la de estos lindos perritos.

“A pesar de que están atrapados en un refugio, su amistad parece ayudarlos a seguir viviendo. Un amigo puede significar muchísimo para los perros durante estos momentos de estrés”.

A pesar de que son inseparables, cada uno brilla por su propia personalidad. Blinker adora saltar al regazo de todas las personas que conoce para pedir unos buenos mimos.

Chilli Pepper prefiere correr por el parque y jugar con una pelota de tenis. Lo que sí tienen en común es que ambos necesitan con urgencia de una familia.

En el refugio están trabajando para que los dos perros sean adoptados por la misma familia.

Por desgracia, es muy poco probable que una familia esté dispuesta a adoptar a dos perritos juntos. Sin embargo, no perdemos las esperanzas de que puedan seguir siendo los mejores amigos del mundo y disfruten de una casa donde nunca vuelvan a sentir el enorme estrés de los refugios animales.

Ayuda a este dulce par y comparte su historia para que encuentren a la familia que tanto necesitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!