Dos perros «desaparecen» cada vez que suben a su sofá favorito para tomar una siesta

Muchas especies de animales son conocidas por su gran talento a la hora camuflarse y evitar todo tipo de peligros en su medio ambiente. Algunos aprovechan esta habilidad para esconderse de los depredadores y otros, para acercarse a su presa.

Esto no es demasiado común para los perritos, pero parece que hay un par de peludos que aprendieron a la perfección cómo “desaparecer” para poder disfrutar de una merecida siesta.

Si alguna vez has conocido a un bulldog francés sabrás que estos graciosos peluditos adoran acurrucarse y tomar largas siestas abrazados con sus humanos o con sus hermanitos perrunos. Rocco y Vinnie no son la excepción.

Los hermosos peluditos llegaron a la vida de Tina Grantham hace un par de años y desde entonces ya no puede imaginar la vida sin ellos. Sin embargo, hay ocasiones en que el gracioso de par de peluditos “desaparece” como por arte de magia.

“Siempre me derriten. Son los perritos más dulces”, dijo Tina.

El pelaje de Rocco y Vinnie es muy particular. Tienen hermosas manchitas de colores gris y blanco. Lo que no podía imaginar Tina era que sus perros terminarían combinando a la perfección con su sofá.

Los cojines son de los mismos colores de los perritos, así que si ellos suben pueden confundirse fácilmente. La textura del sofá también es de una tela de gamuza que se asemeja al corto pelaje del bulldog francés.

“Es muy difícil diferenciarlos. Si no tienes cuidado puedes llegar a pensar que ellos son otros de los cojines”, dijo Tina.

Los adorables perritos son los reyes de su casa. Han conquistado todas las camas del lugar, pero su lugar favorito para tomar las siestas es el sofá al que tanto se parecen.

Muchos se preguntan si realmente ellos están conscientes de lo camuflados que están, pero parece que para ellos lo más importante es simplemente disfrutar y dormir lo más cómodos posibles hasta que llegue de nuevo la hora de la comida.

“Creo que ellos no saben que pasan casi desapercibidos, pero se esconden bajo los cojines todo el tiempo. Les gusta quedar con los cojines sobre ellos”, dijo Tina.


No hay dudas de que los hermosos Rocco y Vinnie son los más adorables del mundo. Además de ser un par de perritos amorosos combinan a la perfección con la decoración de la casa y ellos parecen aprovecharse de eso al máximo. El único problema es que Tina debe advertirle a las visitas para que nadie se siente sobre ellos.

¿Qué opinas de estos adorables perritos? Comparte esta anécdota que seguramente alegrará el día de muchos.

Más noticias sobre: