El atleta que pateó a un perrito sin piedad en una maratón recibe un merecido castigo

El pasado 31 de diciembre se llevó a cabo la edición número 19 de la Carrera Atlética de San Silvestre en Neira, Caldas, Colombia.

Desafortunadamente, la justa deportiva se vio opacada por la agresiva reacción de uno de los atletas cuando pateó a un perrito que se cruzó en su camino hacia el oro.

Jaime Alejandro

El repudiable hecho quedó grabado en video y se hizo viral rápidamente, generando las críticas de animalistas, sociedades defensoras de los derechos de los animales y la opinión pública en general.

Jaime Alejandro, el atleta implicado en el hecho, quien días después de lo sucedido se disculpó y trató de explicar su comportamiento, era patrocinado por la marca deportiva Under Armour, Colombia, una empresa que al enterarse de lo sucedido, sin más, decidió quitarle el apadrinamiento al deportista.

“No justifico mis actos, pero sí fue un momento de euforia en la carrera. Espero empezarlo a pagar de alguna manera, así sea ayudando a perritos callejeros”, aseguró el corredor.

Se puede ver cómo el corredor patea al perrito para sacarlo del camino

Por su parte, la famosa marca dejó en claro que su compañía no tolera de ningún modo este tipo de actos violentos en contra de los animales, por lo que decidió poner un alto al corredor que, por una medalla, no tuvo miramientos y agredió al animalito.

“No toleramos la violencia o conductas que lastimen o pongan en peligro a los animales”, declaró la compañía.

Under Armour ya no trabajará más con el corredor Jaime Alejandro, ya que en el deporte, como en la vida, ganar no lo es todo. Ahora el participante lo pensará dos veces antes de maltratar a un animal.

Un ganador debe ser, en primer lugar, un ser completo. Una persona no merece un triunfo si no lo gana de manera justa, sincera y respetuosa, tanto con las personas con las que compite, como con las criaturas que lo rodean. Y esto a Jaime Alejandro le quedó muy claro.

El hombre tuvo que entender, por la fuerza, que un primer lugar no vale nada si se logra de mala manera, justo en el momento en que tomó la decisión de sacar a patadas de su camino a la gloria, al tierno animalito que solo quería correr al lado de los humanos que estaban compitiendo.

Después de la agresión al perrito, las reacciones a esta publicación fueron muy severas con el corredor

Miles de personas reprocharon la acción del atleta a través de las redes sociales, y si bien el hombre no pagó ahí mismo por su actitud, las repercusiones de sus acciones no se han hecho esperar. Organizaciones animalistas de todo el mundo, además de la empresa Under Armour, patrocinadora de Jaime Alejandro, castigaron al corredor por su vil acción en contra de un ser indefenso.

Comparte esta historia con tus familiares y amigos porque, aunque muchas veces pensemos que el trato injusto en contra de un animal es una problemática imposible de erradicar, bien se trate de un perro doméstico o de un delfín de acuario, ningún animal está excluido de sus derechos a vivir de forma digna, sana y sin crueldad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!