El drama de la orca que perdió todos sus dientes por la desesperación de escapar del cautiverio

Desafortunadamente, los cetáceos en cautiverio no pueden desarrollarse adecuadamente en tanques artificiales. En estas condiciones, muchos de estos mamíferos marinos, en especial las orcas exhiben comportamientos anormales y, a menudo, mueren de manera prematura debido a infecciones y otras enfermedades poco frecuentes en un entorno libre.

Está pasandola muy mal

Las orcas confinadas muestran conductas anómalas y repetitivas como girar en círculos, son hiperagresivas, sufren depresión o se hacen daño a sí mismas. Tal es el caso de una orca llamada Inouk, que desafortunadamente ha perdido casi todos sus dientes porque ha estado royendo el recinto donde habita.

Inouk nació en cautiverio el 23 de febrero de 1999 de padres que fueron atrapados cuando eran bebés en el extremo norte de Islandia. Huérfano desde la infancia, hace veinte años que gira y flota, inerte, en la piscina.

Estos movimientos repetitivos son, como cien pasos para felinos o para elefantes, otra expresión del mismo mal: la locura debida al estrés del encierro, típica de los animales cautivos en una situación grave.

Hace unos días One Voice, la organización de derechos de los animales puso a disposición unas imágenes que muestran a Inouk en su tanque en el parque temático Marineland Antibies, en la costa Azul entre Cannes y Niza, Francia.

Es devastador

“Las únicas orcas en Francia están en el Parque Marineland en Antibes. Inouk es especial porque ha comido las paredes de la piscina hasta el gel del revestimiento. Tiene un dolor constante. Lo principal que denunciamos es que él no puede vivir como debería, y las consecuencias físicas de su sufrimiento mental”, dijo One Voice.

One Voice tenía una reunión largamente esperada con las autoridades francesas el día 9 de julio en la que se discutiría la prohibición de las crías de animales marinos en cautividad y su comercio, pero fue pospuesta sin dar explicación a una fecha futura.

Esta organización exige al gobierno prohibir los programas de reproducción en acuarios porque lamentablemente, muy a menudo, los delfines y las ballenas recién nacidos mueren al poco tiempo de su nacimiento. Además quieren prohibir la venta de fauna marina, ya que deberían poder vivir en su hábitat natural.

Mauriel Arnal, presidente fundador de One Voice explica que las orcas son aún más inteligentes que los grandes simios y que tienen un lenguaje al igual que los humanos que evoluciona dependiendo su entorno.

“Estos animales son muy inteligentes y necesitan estar en el océano. Una piscina nunca puede reemplazar su hábitat natural”, dijo Muriel Arnal.

Estas ballenas tendrían que estar en santuarios grandes, con áreas protegidas en el océano, en el que se les permitiría aprender a nadar largas distancias, en línea recta, en lugar de dar vueltas en círculos. Además aprenderían a buscar su propia comida y vivir en donde puedan ser protegidos.

“En la naturaleza, nadaban cien millas por día. Aquí, los músculos están débiles y están aburridos”, dijo Arnal.

One Voice ha puesto una demanda al gobierno francés por dejar que estos indefensos animales sufran con alrededor de 500,000 euros (565,800 dólares) como compensación, dinero que lo usarían para establecer un santuario de vida marina.

Desafortunadamente, Inouk está en constante dolor, en cada momento de cada día y cada noche, esperemos que esta orca pueda ser liberada en un santuario donde pueda ser libre, ya que esta pequeña piscina, en comparación con el océano, ¡ES SU PRISIÓN!.

Alcemos la voz para luchar por la libertad de Inouk y la de todos los animales. No te vayas sin compartir.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!