El fuego no pudo acabar con la vida de esta yegua que lucha por sanar sus terribles quemaduras

Cuando suceden catástrofes naturales, los animales suelen ser las criaturas más afectadas. Aunque intentan por instinto huir del peligro, no todos logran hacerlo y quedan atrapados dentro de las más terribles tragedias.

Los incendios forestales son unas de las situaciones más peligrosas para la vida silvestre.

Así le ha sucedido a casi todos los caballos de Marrissa Dorough, una enfermera de 28 años que ahora lucha por salvar al único equino que resultó con vida tras uno de los terribles incendios que azotaron a California en agosto.

Todo fue arrastrado por el fuego.

Esta región de los Estados Unidos sufrió devastaciones de miles de hectáreas el mes pasado, a causa de las inclementes llamas que asediaron la zona.

Uno de los focos más grandes fue el del denominado Complejo Relámpago LNU (al norte de San Francisco), en el cual murieron los caballos de Marrissa.

Sólo esta guerrera logró salvarse.

La enfermera conducía por la carretera cuando se enteró de que las llamas asediaban el lugar, así que cambió su ruta para intentar salvar a sus animales.

Lamentablemente cuando llegó ya era tarde, el fuego amenazaba con devorar la zona pero esto no fue suficiente para que ella luchara con tal de sacarlo del lugar. 

Sus patitas y se vieron afectadas por el fuego.

Los equinos se encontraban en la granja de Rob Ludden, quien grabó el increíble momento en que las llamas asechaban las colinas.

“A nuestro alrededor, el fuego aparentemente caía del cielo y las colinas circundantes, no solo por el tornado de fuego, se estaban incendiando y extendiéndose rápidamente. Estaba rodeado por un círculo de fuego”, dijo Rob.

Marrissa pudo rescatar sólo uno de sus seis caballos, lamentablemente, el resto se quedó en el camino antes de lograr escapar de las llamas.

La yegua rescatada es Ava, esta pequeña salió con vida pero sufrió graves quemaduras en su cuerpo de las cuales lucha por recuperarse.

Las lesiones en su cara fueron terribles.

El 19 de agosto, Ava fue rescatada e ingresada en estado crítico a la emergencia del hospital veterinario de UC Davis. 

“Tenemos a nuestros primeros pacientes en el hospital veterinario de UC Davis debido a los incendios del complejo LNU Lightning. Ava, un caballo de tiro de 11 años, fue traído del área de Quail Canyon. Ella fue la única sobreviviente de seis caballos propiedad de una joven que también es RN que perdió su casa, camión, remolque, todo”, publicó el hospital.

Ava sufrió quemaduras de tercer grado en su cara y otras de primer y segundo grado en diferentes partes de su cuerpo.

Apenas llegó al hospital tuvo que ser sedada y recibió analgésicos para calmar los dolores de sus lesiones.

Lucha por recuperarse:

Ava aún tiene un largo camino para recuperarse de un todo pero ella misma parece entender que haber sobrevivido fue un milagro. Marrissa no se ha apartado de su lado y los cuidadores han notado que esta tierna paciente come con mayor gusto y tiene mejor semblante cuando la visita su dueña. 

En el destino de Ava la muerte aún no está marcado, la yegua luce bien y esperamos logre recuperarse de un todo. Comparte en tus redes su historia de supervivencia y amistad.