El gatito del profesor de piano insiste en ser siempre el centro de atención

Seguramente alguna vez has pensado en tocar algún instrumento, actividad que requiere de mucha disciplina y concentración para tocar como los mismos ángeles, motivado por cumplir algunos de sus sueños Heather Parry, decidió inscribirse en clase de piano.

 Cada clase estaba protagonizada por un pequeño ser que roba toda su atención.

Se trata de Jasper, un adorable gatico que le pertenece a su profesora de piano Laura Elliott, el joven es amante de los gatitos, así que cuando llegó a su primera clase y lo vio en el fondo de la sala se enamoró inmediatamente. Para sorpresa de Parry el gatito salió de su zona de confort y estaba dispuesto a tener toda la atención.

Pequeñas travesuras que interrumpen la clase.

Cuando la profesora empezó a tocar, el gato se subió sobre el piano y posó sobre las teclas ganándose la atención no solo de Parry sino del resto delos estudiantes presentes. Al parecer el sonido de las teclas es como una alarma para el gatito, no importa en qué lugar de la casa se encuentre, si el piano suena saldrá corriendo y llegará hasta el salón de clase.

Al parecer el piano es uno de sus lugares favoritos.

Después de un tiempo los estudiantes se acostumbran a las interrupciones del adorable gatito y deciden arriesgarse a tocar el piano, solo hay que lidiar con una colita moviéndose entre el teclado y una dulce mirada pidiendo atención. Superado esto, vale la pena intentarlo.

Parry comenta que en ocasiones puede retrasar las lecciones, pero después de darle cariño y dedicarle unos minutos de atención, es por mucho una experiencia gratificante.

Una clase muy diferente con un gatito que pide atención.

Para Parry que ama los gatitos con ternura infinita, el que su profesora tenga un pequeño felino es una gran ventaja, señala que ahora nunca podrá abandonar las lecciones de piano.

Asiste a una clase poco convencional con un pequeño miembro que se encarga de distraer a los estudiantes, quizá algunos piensen que aprender a tocar música clásica sea algo aburrido, pero con un integrante en el grupo como el adorable Jasper es casi imposible aburrirse.

Parry aprende su lección mientras comparte con su animal favorito.

Sin duda, nuestras adorables mascotas siempre van a buscar la manera de llamar la atención y Jasper tiene la mejor estrategia. Él sabe que es el consentido en casa y lo deja claro a los estudiantes de su madre humana para que lo mimen y le den a atención que se merece.

Los animalitos sin duda, son nuestra pasión, ayuda a compartir esta historia en tus redes sociales para que todos conozcan a Jasper, el gatito que le encanta llamar la atención.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!