El llanto de un deportista alimentando a su perro por última vez conmueve al mundo

Tim Tebow es un reconocido jugador de béisbol de ligas menores en Estados Unidos. Es un figura pública tan aclamada que hasta tiene su propia tienda con productos con su marca personal, cuyos fondos se destinan a obras de caridad.

Con casi 2 millones de seguidores en Instagram, sus fans siempre habían conocido su faceta ruda y fuerte, típica de un deportista de élite como lo es él.

Pero recientemente ha sorprendido al mundo tras compartir con sus seguidores su fragilidad emocional al tener que despedirse de su amado compañero canino de toda la vida, su perrito Bronco.

Bronco llegó a la vida de Tim cuando apenas era un bebé.

Pero el pasado miércoles, la salud del perrito que ya venía resquebrajándose desde hace algún tiempo debido a sus avanzados 9 años de edad, vino a peor.

El deportista acudió a sus seguidores para pedir oraciones por su amado compañero y mantuvo informados a todos de sus últimos momentos.

En un emotivo video compartió el momento en que le daba un pequeño aperitivo en la boca. Al principio se lo ve tranquilo y emocionado de poder tener todavía a su lado a su gran amigo.

Pero de pronto, Tim se rompe por completo al darse cuenta que esa será la última vez que pueda alimentarlo, la última vez que pueda hacer algo por su fiel compañero, la última vez que sentirá el calor de su esponjoso pelaje y su dulce compañía cerca.

Es un momento totalmente desgarrador para el que nadie está preparado.

«Una de las despedidas más duras. Quería hacer un homenaje especial al niño más dulce de la historia: gracias por toda la alegría que trajiste y todos los recuerdos», escribió en Instagram junto al video del momento y otras memorias que han emocionado a todos sus fans.

La publicación acumula casi 300.000 me gusta y 30.000 comentarios en línea:

Dentro de su publicación compartió un entrañable recuerdo cada vez que Bronco lo recibía al volver a casa

Y también el desgarrador instante del último momento del perrito en medio de un jadeo desesperado mientras él lo acaricia hasta su último suspiro.

Más tarde compartió otra publicación relatando cómo fue su final y cómo decidió sepultar su cuerpo dignamente para darle el homenaje que merecía.

«Estoy muy agradecido y abrumado por el apoyo, las oraciones y el amor de todos. Pude acostarlo en un lugar muy especial. Gracias a todos por tanto aliento. Te amo Bronco, gracias por ser el chico más dulce», concluyó.

Es algo para lo que definitivamente ningún dueño está preparado, pero nos alegra que Bronco siempre estuvo rodeado de todo el amor y los cuidados que merecía. ¡Vuela alto, campeón!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!