Un oficial de policía salva a un perro callejero desnutrido que estaba a punto de morir

El teniente Matthew Castle del Departamento de Policía de Martin City encontró un perro callejero en muy malas condiciones en el condado de Floyd, Kentucky. Hambriento y con sus lesiones infestadas de gusanos, el perrito necesitaba ayuda urgentemente.

Cuando el teniente Castle encontró al perrito, lo que le sorprendió es que aún siguiera con vida. Estaba tan desnutrido que ya no podía usar sus patas traseras, así que apenas se arrastraba con las delanteras. Eso, sin mencionar las condiciones de sus lesiones.

Cuando Castle fue encontrado, era una suerte que siguiera con vida

Cuando el Departamento de Policía de Martin City no pudo encontrar un veterinario o un rescate de animales que les asistiera al momento, colocaron una foto del perro y un mensaje en su página de Facebook pidiendo ayuda.

Shauna Brown, del Refugio de Animales del Condado de Floyd, respondió de inmediato y acudió en ayuda del pobre perro. Ella nombró al perro Castle en honor al hombre que lo salvó, Shauna asegura que el perro pesaba menos de 6 kilos y que, además de su desnutrición y del disparo que había recibido, parecía haber sido atropellado por un automóvil.

Era evidente que Castle jamás había tenido un hogar o una familia, pues era bastante tímido y desconfiado con los humanos, lo cual no es de extrañar, después de haber recibido tantos daños de las personas crueles e inescrupulosas.

Shauna publicó un vídeo de Castle en Facebook y explicó cuál era su caso. Agradeció a los hombres que había hecho posible su rescate y aseguró que bajo su cuidado había comenzado a recibir tratamiento para las lesiones infectadas, así como alimento.

Castle comenzó a recibir atención médica después de que fue rescatado por el oficial de policía que lo encontró. Shauna dijo que ya lo habían equipado con una silla de ruedas, pero Castle no respondió bien al artefacto, fue entonces cuando ella se enfocó en mejorar a como diera lugar su salud.

La intención de Shauna era sacar adelante al perrito cuando antes, para poder ubicarlo en un hogar amoroso y comenzar a escribir para él una historia de felicidad y armonía, sin embargo ese día parecía estar muy lejos.

Poco a poco, este chiquillo volvió a caminar

Con una lesión en el fémur, problemas hepáticos, infecciones y múltiples complicaciones, Shauna y Castle no dejaron de intentarlo, incluso cuando fue diagnosticado con parvovirosis.

Ante esta noticia, la joven creyó que el cachorro jamás lo conseguiría. Él estaba tan débil, que no sabía cómo podría salir adelante.

Pero a veces la voluntad de vivir de los animales realmente puede sobrepasarnos y eso fue exactamente lo que ocurrió con Castle. Después de dos meses de trabajo, de amor, de un cuidado dedicado, el perrito estaba listo para decirle hola a la vida nuevamente.

Shauna jamás olvidará a su maravilloso luchador

El yeso de su patita posterior fue extraído, así que el pequeño podía caminar normalmente. Ya no quedaba ni la sombra de ese cachorro hambriento, asustado y lesionado que el teniente Castle encontró abandonado y solo.

Laura Colter Gerard y su esposo fue la persona interesada en adoptar a Castle y convertirlo en su niño consentido. Para Shauna fue difícil decir adiós a su cachorro luchador, pero era la hora de permitirle tener ese hogar perfecto donde encontraría el amor para siempre.

Ahora Castle está en manos de su familia para siempre

Es la historia de un luchador más que supo aprovechar la segunda oportunidad que le dio la vida. ¡Comparte esta bella historia de amor y perseverancia!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!