El “sacrificio ético” de miles de periquitos para limpiar la ciudad desata una intensa polémica

Dicen que las acciones del hombre son solo un reflejo de sus pensamientos, sin embargo, es lamentable saber que esas acciones reflejan más insensibilidad y desequilibrio a nuestro ecosistema, que son más las cosas que le resta que las que aporta. Desafortunadamente, en muchas de esas acciones los únicos que están en peligro son nuestros amados animalitos.

Las aves cumplen un factor importante en el ecosistema.

 

Recientemente, en Madrid están preparando un plan con el único objetivo de limpiar la ciudad de sus periquitos. Este funesto plan que se está dando a conocer como un “sacrificio ético”, implica matar un gran número de periquitos y la esterilización de sus huevos, según informaron las autoridades.

Málaga y Sevilla también están realizando medidas para sacrificar a los periquitos.

Las aves afectadas son las cotorras argentinas, también conocidas como periquitos monjes. Son provenientes de América del Sur, pero en España, un gran número de estas aves fueron conservadas como mascotas antes de que se declarara ilegal tenerlas en el 2011. Sin embargo, cientos de aves se escaparon, y muchas otras fueran liberadas, ahora abundan en Madrid y otras zonas de España.

En el 2005 se estima que había 170 ejemplares en Madrid.

En tan solo tres años, la población de cotorras argentinas ha aumentado hasta un 33 por ciento. Los datos reflejan que de 9.000 aves que había en el 2016, se incrementó a 12.000 lo que va de año. Esta es la información que ofrece la Sociedad Española de Ornitología. Desafortunadamente, mientras crece la población de las aves, también aumentan los problemas.

 Muchos ciudadanos han manifestado su desacuerdo con la presencia excesiva de las aves.

Las cotorras argentinas son periquitos muy ruidosos y desordenados, lo que altera el ánimo de los residentes locales. Tan solo en el 2018 se presentaron más de 200 quejas por la presencia de las aves. Lo que va de año se han registrado 197 quejas. Borja Carabante, delegado del Medio Ambiente y Movilidad de Madrid, destaca lo siguiente:

«Vamos a poner en marcha un plan para el control y reducción de periquitos en la ciudad de Madrid, debido a que se han convertido en un motivo de preocupación para los ciudadanos y tras recibir muchas quejas”.

Entre otros argumentos, señalan a los periquitos como una amenaza a la biodiversidad, al ser tantos, compiten por alimentos y dañan la vegetación para crear sus nidos. También advierten que se consideran aves peligrosas para el ser humano, podrían transmitir la gripe aviar, intoxicación por salmonella o fiebre del loro. Aunque no se ha confirmado ninguno de estos casos, son solo hipótesis que toman en cuenta para poder ejecutar el plan.

En el 2018 en la ciudad portuaria de Cádiz se hizo un plan para reubicar  5000 palomas.

Santiago Soria, jefe del Servicio de Biodiversidad, destaca que no se trata de eliminar toda la población de aves, pero de no hacer algo el problema sería mayor. Desde luego que la iniciativa es rechazada por los distintos grupos ambientalistas y protectores de animales, quienes destacan que existen otros métodos no letales como los anticonceptivos.

Deseamos que este plan pueda tener una vía de escape que libere a tantos periquitos de un final desgarrador. Después de todo, la muerte no es la única opción.

Ayúdanos a compartir la historia y ser la voz de tantos animalitos que nos necesitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!