El video que desmiente que los murciélagos sean agresivos, su ternura rompe todo prejuicio

Seguramente te habrás inquietado al ver una película de Drácula, el vampiro, o habrás oído historias de terror de bichos voladores que se alimentan de sangre humana. Siempre la imagen del murciélago la han asociado a algo maligno.

Ahora bien, en un video de Megabattie en su cuenta de YouTube, verás cuán tierno puede ser un murciélago cuando su cuidador le hace cariños.

Jedahh es el nombre del pequeño animalito que fue rescatado tras haber sufrido varias lesiones. Estaba siendo preparado para ser liberado en su hábitat, pero se quedó en una clínica veterinaria donde le prodigan todo tipo de atenciones. Ya se ha acostumbrado al contacto humano. 

Jedahh tienes unos hermosos y brillantes ojos llenos de ternura

«A Jedahh le encanta que le rasquen la cabeza, las orejas y el cuello después de comer», dijo una de sus cuidadoras. 

El pequeño emite extraños pero gustosos sonidos cuando lo acarician suavemente. No es para nada agresivo y no intenta morder la mano que lo mima. Sin embargo, hay que saber que los murciélagos no son mascotas, son animales de vida salvaje y algunos hasta pueden transmitir enfermedades como la rabia. 

Es un pequeño buscando amor

La especie a la que pertenece nuestro amigo vive en regiones con bosques espesos. Preferiblemente de climas cálidos, donde puedan hallar las frutas que se cultivan todo el año. Jedahh es un murciélago de hocico largo que come frutas, no un murciélago vampiro, como sus primos, que se alimentan de sangre todos los días. 

«Hay días que duerme más de la cuenta. Y le gusta que yo le acerque mi zapato cuando está colgado cabeza abajo», dijo otra de las cuidadoras.

Los murciélagos de la fruta dependen de su visión y el olfato para encontrar su alimento. Toman la fruta con los dientes y comen su pulpa, dejando caer las semillas. De esta manera se convierten en importantes agentes para la dispersión de varias especies de plantas. 

En el video podemos apreciar que Jedahh se deja frotar la cabeza con mucho placer, casi que se adormece como un bebé, desmitificando la idea de que son animales feroces. 

«La gente los mira con asco porque cree que chupan sangre y los consideran feos porque tiende a humanizarlos. Solo un reducido grupo de especies de murciélagos se alimenta de sangre», comentó la veterinaria que comanda el equipo cuidador. 

El cine y la literatura han fijado el modelo de que los murciélagos son altamente peligrosos y atemorizantes. Eso es algo injusto. Estos mamíferos voladores son seres bondadosos y cumplen una función ecológica, pues algunas especies que comen insectos ayudan en el control de las plagas. 

Comparte con todos tus amigos y compañeros esta tierna historia y recuérdales que todos los animales son maravillosos y no hay que tener prejuicios sobre lo dulce que ellos pueden ser. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!