Elige en el refugio a su propia mascota para llevársela a casa y se vuelven inseparables

La frase “como perros y gatos” para describir una relación bastante conflictiva, ya quedó hace mucho en el pasado. Cada día nos llegan historias de canes que adoran a sus compañeros felinos y viceversa, al punto de que se vuelven inseparables.

La historia de esta Husky de Texas llamada Raven es un buen ejemplo de ello. Esta perrita encontró recientemente a su mejor amiga y te sorprenderás al saber quién fue la elegida.

Raven es una mascota adorable y estaba en la búsqueda de una hermanita

Christina, la madre de Raven, siempre quiso tener a un perro y un gato para que pudiera crecer juntos, como hermanitos. Muchos dudaron que esta fuese una buena idea, pero ella estaba convencida de que no era imposible.

Entonces, Christina se propuso demostrarle a los incrédulos que podía tener a una pareja amorosa en casa. Así que tomó a Raven y la llevó consigo al refugio de animales de Lubbock, Texas.

Entre cuatro gatos, esta fue la afortunada en encontrar a una familia formidable

Lo que hizo Christina, literalmente, fue dejar que Raven escogiera por sí misma a su amiga favorita. Era importante que la perra se encariñara espontáneamente con alguno de los gatos disponibles en el refugio, porque solo así sabría que se la llevarían bien.

Había 4 gatitos esperando por un buen hogar en el refugio. Raven pasó por cada una de las jaulas inspeccionando a esos pequeños peludos, hasta que llegó al lugar donde se encontraba una gatita atigrada llamada Woodhouse.

Se podría decir que fue casi amor a primera vista. Woodhouse comenzó a jugar con Raven casi inmediatamente y Christina, encantada, reconoció la conexión entre ambas casi de forma inmediata.

Esa noche Woodhouse no volvería a dormir en una jaula. Ella se fue a casa con su nueva familia: una adorable mamá y una hermanita con la cual jugar y dormir la siesta cada día. La gatita se sintió muy bien en su nuevo espacio. Era evidente que era feliz.

Raven y Woodhouse se convirtieron en inseparables

Christina se sorprendió al ver que a partir de ese momento, Raven y Woodhouse hicieron absolutamente todo juntas. Comer, dormir, jugar…

No hay un solo momento en el cual no veas a la pareja pasando un buen tiempo, compartiendo sus juguetes y su amor.

A Woodhouse no le importa que Raven sea más grande que ella porque no tiene miedo, y siempre la persigue por la casa. Además, su denso pelaje sirve para tomar siestas bastante cálidas muy cerca de ella.

Ambas mascotas tienen una historia muy bonita, así como una cuenta de Instagram que ha derretido muchos corazones.

Este par de amiguitas son realmente adorables

¿Y tú? ¿Puedes resistirte a esta dulce amistad? Comparte la historia en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!