«Ella sabía que finalmente estaba a salvo» – No puede dejar de abrazar a la mujer que la rescató

Muchos de los animales que están en un refugio esperan por un hogar lleno de amor y convertirse en uno más de la familia.

Lia Domingo, representante de The Pixel Fund, un grupo de rescate de perros fue al refugio Augusta Animal Services para rescatar a un pitbull llamado Peety, sin embargo, en el último instante una emotiva solicitud la hizo cambiar de opinión.

Deborah Kirkland, directora ejecutiva de The Pixel Fund en Georgia, le preguntó a Lia si también rescataría Penny, una mezcla de corgi de un año.

«Deborah escuchó que había un perro llamado Penny con un ojo herido, y ninguno de los rescates locales tenía ningún interés en ayudarla».

Lia aceptó de inmediato, y tan pronto como llegó al refugio fue a encontrarse con la adorable Penny.

«Cuando la vi, me rompió el corazón ella estaba aterrada. Ni siquiera quería mirarme el primer día, Penny solo se encogió”, dijo Lia.

Lia salió del refugio con los dos perritos en su automóvil y se dispuso a conducir por una hora y media para llegar a Sparta, Georgia, donde se encontraría con Dedee Nystrom, otra voluntaria que iba a hacerse cargo, pero sorpresivamente recibió una llamada del refugio.

Lia debía regresar para devolver a Peety porque su familia había llamado para reclamar a su mascota.

Deborah le sugirió devolver a Peety y Penny al refugio por la noche, de esa manera, Lia podría conducir a Sparta al día siguiente en lugar de hacer dos viajes por separado si la familia de Peety no aparecía.

Aunque Lia no quería dejar a Penny, le dio un beso, le hizo una promesa al oído y la dejó.

“No te preocupes, Penny. Sabes que volveremos, no te vamos a defraudar. Te lo prometo’”, dijo Lia.

La familia de Peety fue a buscarla, pero Penny todavía estaba sola, así que Lia cumplió la promesa y la fue a buscar al día siguiente.

Cuando Lia llegó, Penny no pudo contener su emoción, estaba lista de comenzar su viaje oficial hacia la libertad. Era evidente que Penny se acorada de Lia.

«Lia es una perrita totalmente diferente, solo quería abrazarme. No dejaba de mover su cola”.

En el auto esta adorable perrita saltó a los brazos de Lia como si estuviera tratando de abrazarla. Lia no pudo contener las lágrimas por las expresiones de amor de Penny.

«Ella me abrazó y no me dejó ir, sabía que finalmente estaba a salvo. Tuve que conducir con una mano porque ella se quejaba, es como si me estuviera exigiendo que la acariciara.

Cuando un perro confía tanto en ti, simplemente te llena el corazón».

Una vez que llegaron a Sparta, Lia entregó a Penny a Dedee, quien la llevó directamente al veterinario. Descubrieron que además de su ojo lesionado, también tenía la enfermedad del gusano del corazón.

Lia añadió que Penny está muy bien y estará en adopción cuando esté totalmente recuperada.

Deborah informó que Penny tenía un nuevo nombre: Chloe Olivia.

«Aunque no pudimos salvar al pitbull, lo pusieron en nuestro camino para que descubrieramos a Chloe Olivia, también conocida como Penny.

En el rescate siempre decimos que todo sucede por una razón», dijo Deborah”.

Afortunadamente esta pequeña perrita fue salvada, comparte esta emotiva historia de Chloe que ahora espera por una familia y una nueva vida llena de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!