En peligro y completamente “drogada” fue rescatada esta pequeña ardilla en el bosque

Algunos animales salvajes se ven naturalmente atraídos por el consumo de comestibles con propiedades psicoactivas, porque muchas veces se dejan llevar por la apariencia engañosamente atractiva que invita al consumo, la curiosidad o el gusto de probar algo sin saber el riesgo de este error que puede salir muy caro.

Precisamente fue lo que le pasó a esta pequeña ardilla, que después de ingerir muchas setas se transportó en mente y cuerpo, perdiendo la capacidad de reacción y por ende de supervivencia.

Esta experiencia alucinógena la dejó expuesta e indefensa a cualquier depredador, afortunadamente salió bien librada del asunto.

Fue capturada por las cámaras mientras permanecía inmóvil en el suelo de un área boscosa en Estados Unidos completamente “drogada”, después de comer demasiadas setas.

La mujer cuenta que encontró a esta pequeña ardilla tirada en medio del campo mientras paseaba acompañada de sus perros, con preocupación se acercó para poder ver qué le había ocurrido y auxiliarla.

La pobre criatura estaba tendida inmóvil en el suelo con sus ojos muy abiertos y sin poder moverse. Al principio pensé que había sido atacada por un perro o algo así. Trataba de levantarse y caía,  luego vi que tenía algo en la boca”.

Fue entonces que la mujer observó a su alrededor y se percató de lo que en realidad estaba sucediendo. Esta ardilla tenía detrás un campo de hongos del que había estado comiendo por equivocación. ¡Un montón de setas para ella solita!

No estaba segura si eran venenosas, para cerciorarse de que no estaba envenenada prefirió salvar a la pequeña, la hizo revisar por un médico para que pudiera recuperarse.

“Así que voy a tratar que vuelva en sí, la llevo a ver si el médico puede hacer algo”.

Hubo un momento en que la ardilla hizo un gran esfuerzo y trató de escapar pero no llegó muy lejos rodando, es cuando la mujer ríe al final de la grabación diciendo:

“Vaya, sí que está bastante drogada”.

La autora del video publica esta mala experiencia entre lo trágico y cómico del acontecimiento, que lo subtitula:

“Este pequeñín se metió en el terreno de hongos, que comió por equivocación lanzándose en un viaje sideral de dos días para desenterrar las bellotas del cosmos, pero no se preocupen que él ahora está bien”.

Es bueno saber todo terminó bien y regresó nuevamente al bosque después de recobrar el control de su mente y cuerpo. Esperemos que haya perdido las ganas de volver a elegir setas cuando se tropiece con alguna en el camino.

Dailymail

De esta vivencia animal, también los humanos pueden sacar sus propias conclusiones sobre el riesgo de probar sin saber cuan seguras son para su consumo. En caso de las setas lo mejor es evitar una intoxicación y nunca recoger algo cuyas características sean desconocidas.

Comparte esta nota con tus amigos porque hasta de las malas experiencias que tengan los animales todos podemos aprender algo.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!