Encarcelan a un burrito y no le ofrecen ni agua ni alimentos en señal de «castigo»

Quizás lo hayas escuchado alguna vez, pero, ciertamente, en la Edad Media era muy común que los animales también fueran culpados y llevados a juicio igual que los humanos. ¿Cómo se defendía el acusado? Esa es una buena pregunta que nunca podremos responder.

Sin embargo, no todas las medidas coercitivas eran violentas. A los ratones, por ejemplo, se les enviaba una carta de advertencia para que dejaran la casa. Curioso, ¿no es así?

Un burrito vándalo es el condenado de nuestra historia

Hoy, a punto de iniciar la segunda década del siglo XXI te traemos un ejemplo de un juicio y encarcelamiento a un burro por andar de vándalo en una parcela ubicada en el poblado de Zaragoza La Montaña, en México.

El animal, en un arranque de impulsividad se dedicó a dar coces y destrozar todo a su paso dentro de la propiedad privada, dañando un sembradío entero, y, como no se sabe a quién pertenece esta especie de hooligan de cuatro patas, fue puesto tras las rejas en condiciones indignas, a la espera de su sentencia.

Acabó con las frutas y hortalizas de la parcela y, no contento con eso, de una sola patada desprendió el espejo retrovisor de mi camioneta. Alguien tiene que pagar por este desastre”, aseguró el infortunado dueño del lugar de los hechos.

Por supuesto que suena totalmente absurdo en la actualidad, y sería muy extraño ver a un a un burro en la silla eléctrica o cumpliendo cadena perpetua. Sin embargo no es un caso aislado ya que se han presentado otros encarcelamientos recientes.

Y lo cierto es que el municipio de Comitán de Domínguez, en el estado de Chiapas, México, lugar donde permanece recluido el problemático jamelgo, recibe diariamente la visita de montones de niños y vecinos curiosos de la localidad, que llegan para conocer al animal y tratar de alimentarlo.

Por su parte, las autoridades señalaron que el jumento, quien fue encontrado en la plaza principal de este destino, permanecerá en ese lugar hasta que su dueño lo reclame. 

Estamos a la espera del propietario del animal, para soltarlo y meter preso al dueño por irresponsable”, sentenciaron funcionarios del mencionado municipio.

Aún se desconoce el monto que tendrá que desembolsillar el humano de este burro, pero ojalá y cumpla con sacarlo lo más pronto posible de su humillante mazmorra, en la cual, y como ha trascendido a los medios, no se le ha brindado alimento alguno o agua, lo que cercena su derecho a la libertad y la vida.

Todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie.

Los niños son sus principales visitantes y se preocupan por darle de comer y beber

Más allá del comportamiento que puedan llegar a tener en un momento determinado, todo ser vivo que el hombre haya escogido como compañero, tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural. Por lo tanto, su trato degradante es un acto inexcusable y reprobable desde todo punto de vista.

Comparte esta historia con tus familiares, amigos y seres queridos porque, los derechos de los animales son inalienables y, por consiguiente, deben ser defendidos a la par que los derechos del hombre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!