Encuentra un huevo abandonado en una tienda y lo ayuda a convertirse en un hermoso periquito

Cuidar a un animalito es uno de los más grandes gestos de amor y responsabilidad, aún más, cuando se trata de un ser tan diminuto que necesita supervisión las 24 horas del día para ayudarlo a salir de la etapa de riesgo y que pueda comenzar a disfrutar de la vida.

Esta es la historia de un huevo abandonado que logró eclosionar gracias a un hombre que lo a ayudó a convertirse en un hermoso periquito.

Todo comenzó cuando el hombre se encontraba en una tienda de mascota y notó que en el suelo de la jaula había un pequeño huevo. Al respecto el hombre comentó:

“Estaba en una tienda de mascotas, cuando noté algo extraño. Había un pequeño huevo en el suelo de la jaula del periquito. Solo vi un periquito macho. El dueño me dijo que acababa de vender a la hembra. Por suerte, estaba feliz de darme el huevo”.

Al pensar que en ese pequeño huevo abandonado había una vida que podía salvarse decidió intervenir y hacer lo posible para ayudarlo a eclosionar.

Afortunadamente, el dueño de la tienda no puso ninguna limitante y permitió que el hombre se llevara lo que para muchos era solo cáscara.

Una vez en casa el hombre puso el huevo en una incubadora con la esperanza que su vida floreciera. Si de por sí cuidar a un animalito herido es una gran misión, intentar eclosionar un huevo abandonado es todo un reto.

Tras varios días en la incubadora, se hicieron visibles los primeros rastros de vida, se podía ver el corazón latiendo dentro del huevo.

El proceso fue documentado y compartido en el canal de YouTube A Chick Called Albert, un videoclip que revela el increíble trabajo de un hombre por salvar a un periquito.

El hombre explica que debía girar tres veces al día el huevo para evitar que la pequeña ave en desarrollo se pegara a la cáscara.

Si bien fue un trabajo bastante meticuloso, el hombre nunca se dio por vencido y dedicó semanas enteras hasta que por fin nació un diminuto y frágil periquito.

Ahora que el ave había salido del cascarón sus cuidados eran mayores, al ser tan frágil y pequeño y necesita observación constante y recibir alimento al menos 8 veces al día.

“Necesitaba comida y como un loro es nuevo para mí, había estudiado todo sobre cómo alimentarlo. Se podría hacer pero no sería fácil”. Contó el hombre.

El ave había quedado en las mejores manos, gracias a todos los cuidados que recibió rápidamente comenzó a prosperar, sus plumas crecían con los días y ya estaba tomando el aspecto de un adorable y juguetón periquito.

Mientras el pequeño periquito crecía, el hombre no podía dejar de pensar en el padre que había quedado en la tienda de mascotas. Así que decidió intervenir una vez y decidió adoptarlo.

“Llamé a la tienda de mascotas. Todavía estaba allí. Les dije que vendría a buscarlo tan pronto como su hijo pudiera volar”.

El trabajo de este hombre se ha ganado la admiración de millones de internautas. Gracias a él un adorable periquito está disfrutando de la vida, solo es cuestión de tiempo para que su felicidad aumente al poder compartir con su padre. Gracias por todo y por tanto, nuestra mayor felicidad es ver a todos los animalitos felices y amados.

No te vayas sin compartir esta historia en tus redes y celebremos juntos la vida.