«Estaba muy enferma al amanecer» – Tras probar dos bocados descubre una ranita en su ensalada

¿Imaginas encontrarte con un saltarín amiguito cuando estás a punto de degustar una deliciosa y balanceada comida? Aunque no lo creas, en ocasiones los alimentos se encuentran aderezados con inesperados ingredientes.

Enlaces patrocinados

Esto fue lo que le sucedió a una joven en la región de Natal, Brasil. La chica acudió a un establecimiento de una cadena de restaurantes, con la única intención de poder disfrutar y nutrirse con lo que esperaba fuera una exquisita ensalada.

Melissa Torres, de 26 años, jamás esperó que su salida en compañía de su esposo, su hijo y unos amigos terminaría de una forma inesperada, todo por el extraño contenido adicional en su pedido. Pasó de largo los incidentes con los que fueron recibidos por parte del mesero del restaurante, después de que solicitara una ensalada.

Solo quería pasar un buen momento

“Empezó mal porque pedimos una ensalada y el mesero trajo dos; así que regresamos la segunda. Mi amiga tomó un poco de ensalada para ella y para mí dejó una cantidad mayor”, narró la mujer.

Todos comenzaron a comer cuando lo inesperado ocurrió. Melissa ya había dado los primeros bocados a su ensalada, hasta que de pronto se encontró con una rana en su plato. No sabía de dónde había salido y se quedó sin habla al percatarse de que el animalito estaba sin vida.

Enlaces patrocinados

“Casi me comí una rana. Tal cosa es inaceptable”, lamentó la mujer.

De inmediato, un gran asco por lo sucedido la invadió y le impidió comer cualquier otra cosa durante un día entero, pues había perdido por completo el apetito.

«Fue muy aterrador, muy asqueroso. Estaba muy enferma al amanecer. No quería comer más, estuve en ayunas por casi 24 horas. Nunca había estado así», dijo la mujer.

Ante lo sucedido, Melissa decidió compartir en las redes sociales la fotografía de la ensalada, en donde se puede apreciar con toda claridad a la ranita inerte, entre los otros ingredientes. Jamás esperó que su publicación se haría viral y llegaría incluso a ojos de los gerentes del restaurante llamado Outback Steakhouse.

De inmediato, la empresa emitió un comunicado en donde lamentaba y se disculpaba por el incidente de forma pública, asegurando que todos sus alimentos son preparados con estrictos protocolos de calidad, con los ingredientes más frescos y que se hacen dentro del propio establecimiento.

Enlaces patrocinados

Además, la empresa contactó directamente con Melissa, para pedirle disculpas personalmente y hacerle una invitación para poder comprobar por sí misma la calidad de su servicio, además de ser compensada por el mal momento.

Finalmente, Melissa y el restaurante pudieron darse una segunda oportunidad. Pero, no cabe duda de que la mujer y los miles de internautas que compartieron la singular imagen, jamás olvidarán lo sucedido.

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y cuéntanos si has pasado por una experiencia como la que vivió Melissa.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!