Encuentran un perro enterrado vivo al borde de la carretera, pero él lucha hasta el final

Los actos de maldad de seres despreciables que tienen una piedra por corazón, nos hacen renegar de la naturaleza humana. Cuando pensamos que lo hemos escuchado todo, viene un nuevo suceso para destrozarnos el alma por completo.

Fue la estremecedora escena que halló un par de jóvenes, en Misiones, Argentina.

Un pobre perrito que amaba con todas sus fuerzas a sus despiadados dueños, había sido sepultado vivo al costado del camino. Los hechos sucedieron en el kilómetro 4 de la ciudad de El Dorado, en el barrio San Antonio.

Inmediatamente, los indignados jóvenes fueron corriendo a buscar palas para liberar al animalito que luchaba por su vida.

El perrito tenía una profunda mirada de desconcierto y de alivio a la vez. Agradecía las manos amigas, pero al mismo tiempo no entendía por qué los suyos lo habían dejado ahí para morir.

¿Cómo por qué me abandonarían aquí enterrado? ¿Qué les he hecho?

Apenas podía asomar su cabecita mirándolos con ojos suplicantes, sin entender nada. Su respiración jadeba, mientras su cuerpo permanecía bajo tierra y sus patitas casi no las podía mover.

Este es el desgarrador momento en que el perrito es encontrado luchando por vivir:

«Enterraron un perro vivo, pobrecito», se les escucha decir a los jóvenes que lo encontraron, sin poder dar crédito a lo que veían.

Cuando finalmente lograron liberarlo, hizo algo que los dejó sin palabras. El perrito salió disparado corriendo hasta su antiguo hogar, uno de sus rescatistas lo siguió y ahí supo que se llamaba Homero.

El joven no dudó en increpar a los dueños, ya que estaba seguro que ellos eran los únicos culpables. Pero desgraciadamente, no hicieron más que desentenderse de su crueldad y tuvieron la osadía de fingir que ni siquiera conocían al animalito.

¡Pobre Homero, rechazo tras rechazo!

Vecinos indignados realizaron la denuncia correspondiente y las autoridades de la Dirección de Zoonosis intervinieron para que un veterinario asistiera a Homero, que tenía graves lesiones.

“Ha perdido el pabellón auricular derecho casi en su totalidad y el izquierdo presenta una infección bastante profunda, así que estamos evaluando cuál es la audición de Homero y seguiremos con las evaluaciones a medida que vaya recuperándose”, informó el veterinario.

Cuando Homero logre recuperarse de sus heridas, la buena noticia es que será puesto en adopción.

No nos cabe en la cabeza cómo alguien que supuestamente debía darle todo el amor a su mascota se convierte en su potencial asesino. ¡No tienen perdón!

Nos alegramos de que Homero nunca más estará en manos de esos desalmados y por fin conocerá lo que es ser correspondido en el amor. ¡Comparte esta noticia para levantar la voz y que se haga justicia!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!