Encuentran a una oveja cubierta con 35 kilos de lana casi ciega luchando por sobrevivir

Las imágenes de la oveja hallada en Australia en condiciones deplorables le han dado la vuelta al mundo, sobre todo por la transformación que sufrió después de ser rescatada.

La oveja tenía 35 kilos de lana sobre su cuerpo, estaba perdida desde hace al menos 5 años y el peso extra le causó severos daños en sus patas que le impedían caminar de forma correcta. La pobre ni siquiera podía ver a los lados, su visión estaba severamente afectada.

Cuando la encontraron estaba en un bosque, la bautizaron como Baarack, sus rescatistas presumen que nunca había sido esquilada. El peso de la lana que le quitaron equivale a la mitad del de un canguro adulto.

Al hallar a Baarack divagando en el bosque contactaron a Edgar’s Mission Farm Sanctuary cerca de Lancefield, Victoria, a unos 60 kilómetros al norte de Melbourne, según Kyle Behrend de la Misión.

“Parecería que Baarck alguna vez fue una oveja que estaba a cargo de alguna persona. En algún momento le marcaron las orejas, pero esas marcas parecen haberse desprendido por el grueso vellón que tenía enmarañado en su rostro” explicó Behrend, uno de los rescatistas.

Él explicó que sus cascos estaban en muy buen estado, pero ella estaba descompensada por haber corrido sobre las rocas en el bosque.

“Estaba baja de peso y, debido a toda la lana que rodeaba su cara, apenas podía ver”, agregó.

Por suerte, Baarack recibió ayuda justo a tiempo para poder sobrevivir, y actualmente convive con otras ovejas rescatadas en Edgar’s Mission. Behrend, dijo: “Todo esto demuestra lo increíblemente resistentes y valientes que son las ovejas y que podríamos amarlas más si lo intentáramos”.

Edgar’s Mission, es un santuario sin fines de lucro que alberga a los animales ofreciéndoles lo mejor, se hacen cargo de aquellos rescatados que necesitan cuidados especiales porque no sobrevivirían solos en su hábitat.

El santuario se fundó en el año 2003 en Victoria, Australia, actualmente acogen a 450 animales rescatados que son vulnerables para valerse por sí mismos.

Por medio de campañas de educación, divulgación, promoción, enriquecimiento comunitario y las visitas a las granjas, instan a las personas a compadecerse de todos los animales que sufren.

Pam Ahern, fundadora del refugio, muchos animales de “producción” o “alimento” en Australia, son excluidos de las protecciones de la legislación de bienestar animal.

“Muchos soportan vidas de miseria en granjas industriales, apenas pueden moverse, son sometidos a actos de crueldad que serían ilegales si se los hicieran a un gato a un perro. Viven sin sol, sin libertad, sin poder socializar, sin esperanza”.

Durante el verano, la primavera y el otoño, el santuario ofrece visitas de grupos de hasta 20 personas.

Su filosofía es: “Rescatar, rehabilitar, y realojar siempre que sea posible”. Generalmente acogen a animales vulnerables que mantienen bajo su cuidado durante toda su vida.

Seguramente la oveja Baarack está recibiendo toda la atención y amor que necesita para recuperarse sintiéndose cómoda con otros ejemplares de su especie que también viven en el lugar.

Gracias a la labor de sus héroes el destino fatal que le esperaba cambió para siempre, comparte su historia.

Más noticias sobre: