Encuentran restos de 14 mamuts en trampas de cazadores de hace 15.000 años

A través de los años han sido muchos los misterios que no han sido revelados, sin embrago, con el tiempo van sucediendo nuevos hallazgos que gracias a las investigaciones es posible explicar sus orígenes.

Durante el mes de febrero un grupo de trabajadores descubrieron 824 huesos pertenecientes a 14 mamuts, el hallazgo tuvo lugar en el municipio Tultepec, a unos 40 kilómetros al norte de Ciudad de México.

Estos trabajadores estaban intentando construir un vertedero de basura y tras excavar unos cinco metros encontraron estos restos óseos que son de hace aproximadamente 15.000 años.

La información fue confirmada por Luis Córdoba, investigador de la Dirección de Salvamento arqueológico del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), quien estaba a cargo de la excavación.

El trabajo de investigación de los arqueólogos durante estos 10 meses reveló un evento inédito cómo lo es que por primera vez han sido encontrado huesos de mamuts dentro de trampas excavadas por cazadores.

Este resultado cambia la conceptualización que se tenía sobre la relación entre los seres humanos y estos paquidermos.

Córdoba confirmó que desde la primera visita fueron hallados varios restos de mamuts junto a enormes colmillos que permanecían medio enterrados.

Para la ciencia estos huesos son comparados como una preciada colección que ha sido exhibida por el arqueólogo mexicano compuesta por 8 cráneos, 5 mandíbulas, 179 costillas, entre otros cientos de huesos.

Después de este primer hallazgo, fue nombrada la comisión Tultepec II encargada derecuperar nuevos esqueletos. La gran cantidad de huesos que se encontraron le ha abierto las puertas a México para ingresar en la lista de Megasitios de Mamut, donde se encuentran países como Rusia o Estados Unidos.

La gran mayoría de la población desconoce la importancia que tiene este gran hallazgo y su impacto sobre las investigaciones del tema a lo largo de los años, y es que las excavaciones hablan por primera vez de la forma en la que los pobladores cazaban a estos animales hace 15.000 años con la finalidad de alimentarse.

Los restos datan del período conocido como Máximo Glacial, una época en que la aridez llevó a los lagos de la región a secarse.

“Este hallazgo cambia cómo los libros de texto describían la caza del mamut, considerado un animal al que se atacaba únicamente cuando caía en un pantano, nunca se ha sugerido un ataque directo”, dijo el Pedro Sánchez Nava. coordinador de Arqueología del INAH.

La hipótesis de los investigadores sugiere que las trampas halladas de los cazadores recolectores fueron muy bien planteadas por los cazadores y no se tratan de hechos aislados.

Según información local se ha identificado al menos otros 3 lugares cerca de Tultepec en los que podría haber más restos, tan solo a 10 kilómetros de la base aérea de Santa Lucía, donde se empezaron a construir la obra del aeropuerto internacional de la capital mexicana.

Se espera la continuidad de las investigaciones y conocer sus avances. Comparte esta importante noticia que cambia una parte de la historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!