Encuentran un adorable cachorrito en una bolsa de plástico como si fuera un desperdicio

En mundo existen personas dispuestas a dar su vida por salvar a un pequeño animalito, pero desafortunadamente, existen otras que los tratan como si trataran de objetos inanimados sin forma y sin vida. El protagonista de nuestra historia es un pequeño cachorrito que fue rescatado entre la basura por una mujer que caminaba por su vecindario.

El cachorrito tenía al menos unas cinco semanas de nacido.

Al caminar escuchó pequeños gemidos, curiosa la mujer se acercó y notó al tímido perrito metido en una bolsa de plástico. Era tan pequeñito que necesitaba de su madre para ser alimentado, era evidente que lo habían abandonado, la mujer bondadosa lo tomó entre sus manos y lo llevó a casa donde contactó a personas que pudieran ayudarla.

Llamaron al perrito Bobby.

Coolronan Dog Rescue fue la organización que atendió al perrito, cuando la mujer los contactó estaba muy enfermo y no podía caminar. La ayuda llegó e inmediatamente llevaron al perrito al veterinario. Su estado de salud era muy delicado, pero el pequeño cachorro tenía tantas ganas de vivir que superó todos los obstáculos y se portó como todo un luchador.

Ramona Cunningham y su compañero Chris Kelly se hicieron cargo del perrito.

Cunningham señala que al perrito le faltaba masa muscular en las patitas traseras, por ello no podía mantenerse de pie ni mucho menos caminar. Bobby comenzó una etapa de recuperación con sus rescatadores, al poco tiempo comenzó a fortalecerse, sus patitas traseras estaban sanas y el pequeño Bobby ya corría como un perrito de su edad.

El perrito comenzó a revelar su dulce personalidad.

Era hora de dar en adopción al perrito, así que la familia publicó sobre Bobby en Facebook, no pasó mucho tiempo para que cientos de personas se mostraran interesadas, pero la pareja se dio cuenta que cuanto más tiempo pasaban con el cachorrito más difícil les resultaba desprenderse de él.

Pronto se dieron cuenta que sería un fracaso darlo en adopción.

La pareja no pudo resistirse a la carita tierna del perrito, parecía que cada día Bobby los miraba con infinita dulzura robándose totalmente su corazón, desistieron darlo en adopción y darle la bienvenida oficialmente a la familia. Chris parece haber formado un vínculo especial con el perrito, su esposa adora verlos compartiendo cada día.

La pareja tiene 6 perros  todas hembras, y el pequeño Bobby será el príncipe del grupo.

Bobby tuvo la suerte de pertenecer a una familia que rescata animalitos, con su ternura les cambió la vida para siempre a sus padres humanos. Nada justica que un perrito sea abandonado como lo hicieron con Bobby, nosotros rechazamos el maltrato animal y defendemos sus derechos.

Bobby afortunadamente esta cada día más feliz, pero aún hay muchos perritos que necesitan ser protegidos, comparte esta historia para juntos ser más quienes defienden los derechos los adorables peluditos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!