Enjambres de millones de langostas migratorias que se acercan causan más temor que el virus

Pakistán y la India sufren la peor plaga de langostas en décadas. El martes pasado las autoridades indias dispusieron varias aeronaves no tripuladas, así como algunos tractores para rastrear un nutrido enjambre de langostas migratorias y rociarlas con insecticidas.

Esta es una de las más gigantescas y peores plagas vistas en casi 30 años, y que ya ha devastado cerca de 50.000 hectáreas de tierras de cultivo, sumiendo a la nación india en una brutal escasez de alimentos que no se veía desde 1993.

“De ocho a 10 enjambres, cada uno de los cuales mide alrededor de un kilómetro cuadrado, están activos en partes de Rajastán y Madhya Pradesh, en el norte de la India”, dijo K.L. Gurjar, subdirector de la Organización de Advertencia de Langostas de la India.

No obstante, las langostas también se diseminaron hacia otros estados de la India, incluidos Maharashtra y Uttar Pradesh. El lunes infestaron la ciudad de Jaipur, en Rajastán, después de viajar a la India desde Pakistán.

La situación ha sido especialmente sombría en Rajasthan, en el centro de India, donde millones de alados atacan las cosechas desde abril, todo ello en mitad de una pandemia que está acabando con la economía de los países asiáticos.

Por su parte, Gurjar advirtió que las langostas podrían migrar hacia la capital, Nueva Delhi, si la velocidad y dirección del viento les fueran favorables. Según la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las langostas migratorias generalmente atacan la parte occidental de la India y algunas partes del estado de Gujarat de junio a noviembre.

Sin embargo, expertos consideran a las fuertes lluvias y ciclones en el Océano Índico como posibles razones para el aumento en la reproducción de las langostas este año. La FAO advirtió que la plaga de langostas aumentará el próximo mes, cuando esos insectos, que se reproducen en el este de África, lleguen a tierras indias.

Pueden causar un enorme caos

De acuerdo con las estimaciones de dicha organización, un enjambre de 40 millones de langostas puede comer tanta comida como 35.000 seres humanos. Esto provocará una crisis agraria y la subsiguiente inflación en los precios de alimentos dificultarán severamente la respuesta de India a la pandemia de coronavirus.

India no es el único país atacado por un enorme enjambre de langostas este año. Pakistán, países del este de África y Yemen también se han enfrentado a las plagas del desierto y a la destrucción que causan.

“Esta es una plaga que puede tener un impacto devastador para los agricultores y la agricultura si no se toman medidas a tiempo y a escala”, dijo Mina Dowlatchahi, representante de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Pakistán,

Desesperados, los agricultores han hecho lo posible para intentar ahuyentar a las langostas, y en ocasiones incluso han encendido fuegos para utilizar el humo como repelente.

“Estos insectos nos mantienen en vela por las noches. Nos preocupan más que el virus”, dijo Mandeep Singh, que el martes pasó horas intentando expulsar a las langostas de su plantación de algodón en Punjab.

Las pérdidas de la plaga podrían alcanzar los 817.000 millones de rupias (unos 4.600 millones de euros) en Pakistán, donde la agricultura supone un 20 % del PIB y emplea a un 40 % de los 207 millones de habitantes del país.

Comparte esta historia con tus familiares y amigos y en estos días convulsionados que nos toca vivir, solidaricémonos con nuestros hermanos de Asia, así como con el resto del mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!