Entierran a su mascota, pero 14 horas después la encuentran llena de vida y moviendo la cola

No hay nada mejor que una mascota para hacer que una familia se vuelva mucho más unida. Los perros son muy leales y se han convertido en uno de los mejores acompañantes para los niños de la casa. Se encargan de cuidarlos y los ayudan a aprender sobre la importancia de cuidar a todos los seres vivos, es por esto que afrontar la partida de un perrito es la noticia que ningún padre quiere dar a sus hijos.

La familia Maloney vive en Severna Park, en Maryland, Estados Unidos.

La familia Maloney había compartido durante muchos años con un hermoso perrito llamado Mugsy. Se había convertido en el mejor amigo de los chicos de la casa, y se encontraba fuerte y saludable. Sin embargo, el pequeño perrito sufrió un terrible accidente y Glenn, el padre de familia vio a su perro perder la vida en sus propios brazos.

Mugsy sufrió el accidente cuando tenía cuatro años de vida.

Glenn se encontraba en la casa cuidando a sus hijos cuando escuchó un terrible gemido. De inmediato, pensó que podía tratarse de Mugsy, así que corrió a la calle para averiguar de qué se trataba. Como ya sospechaba que algo horrible podía haber sucedido, le dijo a sus hijos que se quedaran en la casa. Fue entonces cuando descubrió que Mugsy estaba inconsciente en el medio de la calle, probablemente había sido arrollado por un auto.

“Lo alcé para ver qué tan herido estaba, pero perdió la vida al poco tiempo en mis brazos”.

Glenn no quería aceptar que algo tan abrupto podía sucederle a su mascota. Tras mucho revisar se dio cuenta de que no estaba respirando y tampoco lograba sentir los latidos de su corazón.

“Estaba muy afectado, así que lo enterré lo más rápido que pude. No tenía fuerzas para decirle a mis hijos lo que había sucedido. No tomé el valor hasta que llegó la noche. Mugsy se había ido”.

Decidieron hacer una pequeña ceremonia para que todos pudieran despedirse de Mugsy y agradecerle por todas las alegrías que les había dado. Fue una noticia muy difícil, especialmente para los niños, así que no podrían imaginar que el perro se las ingeniería para aparecer nuevamente al día siguiente y muy lleno de vida.

El perro pasó cerca de seis horas enterrado en el jardín de la casa.

Animal Channel

A las 5:30 am Glenn se despertó al escuchar que alguien tocaba insistentemente la puerta. Cuando abrió y vio a Mugsy, pensó que se trataba de un sueño. El perrito estaba allí completamente lleno de barro pero moviendo su cola a toda velocidad como si nada hubiese sucedido.

“Estaba muy sucio y con los ojos rojos. Los perros Jack Russells son entrenados para cavar y perseguir zorros. Supongo que se despertó y supo cavar para salir de allí. No podía imaginar que se trataba de su tumba”.

Ahora, tras reponerse de la enorme sorpresa, la familia se encuentra celebrando que lograra sobrevivir. Todo este extraño suceso los ha ayudado a valorar mucho más cada minuto que pasan junto a Mugsy.

¿Te imaginas ver a tu perrito horas después de haberlo enterrado? Comparte esta increíble historia que ha dejado a tantos completamente boquiabiertos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!