Entre lágrimas, este perrito leal se niega a dejar a su padre y lo acompaña hasta el final

Siempre destacamos lo leales que son los perritos pero esta no es su única cualidad y quien es responsable de una de estas criaturas puede dar fe de esto. Si aún lo dudas, sólo basta con que veas la historia de Benny, un perrito rescatado que se resiste a abandonar a su papá humano y decide acompañarlo hasta su último momento.

En el 2017 el huracán Harvey tocó el suelo de Texas, siendo el  más fuerte que ha golpeado esta ciudad hasta la actualidad. Como en toda tragedia natural, la catástrofe dejó muchos heridos y desaparecidos, no sólo humanos sino animalitos.

Entre ellos se encontraba Benny, un perrito sobreviviente que logró ser rescatado y adoptado tras la tragedia.

Hace aproximadamente año y medio este amiguito encontró una familia en Washington, su papá Scott Ballenger se encargó de llenarlo de amor y hacerlo recobrar la confianza en las personas. En principio, el perrito era bastante asustadizo.

«Benny no estaba seguro de los hombres y no conocemos bien sus antecedentes, pero amaba a mi padre y escuchaba que su auto se acercaba incluso antes que la madre [de Benny] después del trabajo», dijo Alexis Nazarino, la hija de Ballenger.

Este hombre hizo del perrito su amigo fiel, la criatura lo acompañaba a todas partes incluso cuando salía  comer con su pareja. Desde que Benny y Ballenger han estado juntos la vida ha sido pura felicidad para ambos pero el pasado 29 de agosto algo cambió.

El hombre tuvo que ser ingresado de emergencia al hospital en un estado grave y Benny no podía comprender lo que sucedía. 

El perrito estaba bastante inquieto y la familia decidió llevarlo a visitar al hombre, pues ambos eran inseparables y creyeron que esto también animaría a Ballenger.

Parece que Benny sabía realmente que tan enfermo estaba su padre pues se negó a alejarse de su lado. 

El perrito se recostó sobre su pecho y sólo lo abrazaba con lágrimas en sus ojitos. La escena fue realmente conmovedora para toda la familia.

«Benny se olisqueaba la cabeza y la cara, pero no estaba seguro de lo que estaba pasando. Se sentaba con papá por unos minutos aquí y allá», dijo Nazarino.

Esta imagen nos rompe el corazón, transmite el profundo dolor que el perrito sentía en ese momento.

Al día siguiente de esta visita, Ballenger partió de este mundo y su hija ha relatado lo difícil que esto ha sido para todos incluso para Benny. El perrito aún no se adapta a la ausencia de su padre y parece buscarlo por cada rincón de la casa. Para Nazarino, la relación entre ambos era “amor verdadero”, un asunto que no ponemos en duda.

Los perritos parecen tener un sexto sentido y en este caso Benny pudo predecir la pérdida de su compañero.

Seguro Benny no es el único perrito fiel y amoroso de este mundo pero para la familia no existirá nadie igual, por eso han decidido continuar amándolo y ofreciéndole todos los cuidados que su padre ya no puede darle.

Gracias por tanta dulzura, querido amigo. Comparte esta nota y muéstrales a todos hasta dónde llega el amor de un perrito por su dueño.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!