Envenenan a 7 elefantes porque los agricultores dicen que dañan sus cultivos

El elefante asiático es el mamífero más grande de ese continente, incluso más que los africanos. Se cometen muchos abusos en contra de ellos, quitándoles su territorio natural. El hombre en lugar de buscar solución, comete actos atroces contra la vida de estas criaturas, como sucedió con siete elefantes en Sri Lanka.

Elephas maximus maximus, es la especie más grande de elefantes en Asia. A pesar de los mecanismos legales existentes para evitar su extinción, su población cada vez disminuye.

Elefantes asiáticos en su hábitat natural fotografiados en Sri Lanka

El peligro aumenta porque el hombre no ha entendido la importancia de estas especies en el equilibrio ecológico del ecosistema. De allí que desde 1986 se incluyó en la Lista Roja de especies de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), conscientes del peligro que corren.

La situación es preocupante, los conocedores del tema han alertado sobre la mengua de esta especie, de 14.000 elefantes que había a inicios del siglo veinte, se ha llegado a la inverosímil cantidad de 7.000.

Las autoridades calculan que cada año mueren unos 200 ejemplares

Algo que ha contribuido con acrecentar el problema, es el hecho de que se le quita el territorio natural donde estos animales han vivido siempre para dedicarlos a zonas de cultivo que tienden a expandirse.

Los agricultores se quejan, no miden las consecuencias y terminan cometiendo acciones desde todo punto de vista detestables.

Elefantes rescatados y llevados a una reserva segura

Las autoridades de vida silvestre de Sri Lanka se encontraron con un penoso y deplorable hallazgo, siete elefantes muertos en Sigiriya, a unos 170 kms de Colombo.

Habían sido envenenados. Todo apunta a que consumieron vegetales contaminados adrede, por sustancias para acabar con sus vidas.

“Hemos descubierto los restos de siete elefantes”, informó el portavoz policial Ruwan Gunasekera.

Las dantescas imágenes fueron publicadas en las redes sociales, los usuarios expresaron su contundente rechazo a este tipo de sacrificio animal.

“La especie humana es el cáncer del planeta, sin ninguna duda, cómo pueden hacer eso con los elefantes”, comentó un usuario.

Todas las sospechas apuntan a los aldeanos que se han sentido perjudicados por el paso de los mamíferos hacia sus cultivos. Ellos ya habían acusado a los elefantes de provocar heridos y muertos en las aldeas afectadas.

Se comenta que los animales envenenados eran hembras, y una estaba embarazada. De los siete animales envenenados, tres fueron hallados en una reserva forestal cercana a la fortaleza de Sigiriya, en el centro del país, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

No se sabe si hay más elefantes muertos, los agentes siguen buscando. Pero En la misma zona se encontró otro elefante muerto por un disparo, investigan si existe conexión con los otros.

Esta problemática no es nueva, las autoridades deben buscar de inmediato soluciones que garanticen la protección efectiva de estos animales, a la vez que los pobladores puedan realizar sus actividades agrícolas, respetando siempre el hábitat de los primeros.

¿Es tan difícil lograr esto? ¿Es tan difícil tener compasión por seres que no nos causan ningún daño por maldad?

Ésta hermosa elefante estaba embarazada, dos vidas perdidas impunemente

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos y conocidos, y digamos «NO» a los abusos contra cualquier animales, más aún cuando se trata de especies que están en peligro de extinción.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!