Policías rescatan a un perrito de las manos de un delincuente y no pueden separarse de él

Cuando hablamos de oficiales de la policía generalmente pensamos en los hombres uniformados que se encargan de garantizar la seguridad de la sociedad y defender a la población de los malhechores.

Sin embargo, algunos cuerpos policiales cuentan con unos especiales compañeros, y Gringo es uno de ellos. Se trata de un amigo peludo que después de ser rescatado encontró su hogar en la estación policial, donde es amado por todos.

La verdad es que nuestros amigos peludos han demostrado que son seres capaces de asumir cualquier responsabilidad, especialmente cuando se trata de ayudar a los más vulnerables.

Gringo se ha unido a las fuerzas policiales en Pocollay, Tacna, al sur de Perú, para ser el compañero más especial de estos uniformados. Se ha convertido en la mascota de la estación derrochando su carisma y amor cada día.

La conmovedora historia de este adorable cachorro fue publicada en las redes sociales de la comandancia policial, donde revelan que Gringo fue rescatado por los oficiales mientras detenían a un presunto delincuente y el cachorro se encontraba en la residencia de este sujeto.

Este incidente ocurrió cuando la pandemia por COVID-19 comenzaba a llegar a Perú, por lo que durante el proceso de investigación del supuesto dueño de Gringo, la estación policial tuvo que cerrar por el contagio de unos de los oficiales, y este cachorro comenzó su nueva vida en la estación.

“Para prevenir un brote cerraron por 10 días”, comentó el oficial superior Miguel Angel Lozano.

Gringo se quedó a cargo de los oficiales en la estación y desde entonces ha participado en cualquier tarea destinada a cuidar los equipos y vehículos, respetando el tiempo y espacio que este cachorro necesita para jugar y divertirse.

“En medio de la pandemia lo dejamos salir para que vaya al parque que está frente a la estación para que corra y haga ejercicio”, dijo el oficial Miguel Angel.

Gringo también cuenta con la atención veterinaria que cuida y vela por la salud de este adorable amigo peludo. Para todos es prioridad el bienestar de este cachorro.

Quizás esto es lo mejor que le ha pasado a este amigo peludo, quien después de convivir en un hogar con un presunto delincuente decidió quedarse a vivir en la estación policial, donde ha recibido todo el amor y la atención que necesita.

Sin lugar a duda, Gringo ha cautivado el corazón de los agentes quienes se preocupan para que tenga una vida feliz. Comparte la historia de este cachorro que encontró en la estación su verdadera familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!