La divertida escena entre una madre pastor alemán y su travieso cachorro a la hora de la siesta

Convertirse en padres cambia la vida en todo sentido, crianza de los hijos puede ser una de las tareas más difíciles y a la vez una de las experiencias más satisfactorias del mundo.

No pocas veces tienen que enfrentar momentos desafiantes y agotadores, que van a necesitar una buena dosis de paciencia y dedicación si se quiere superar estas pruebas para las cuales no hay una preparación previa ya que cada hijo es único y llega sin manual.

Para algunos padres pareciera una misión casi imposible conseguir que su pequeño hijo tome una beneficiosa siesta. Esto también aplica para los animales.

Este video que ha capturado la atención de todos, muestra la encantadora escena entre un cachorro pastor alemán y su madre listos para tomar una siesta en su hogar en California, Estados Unidos.

Sin embargo, el adorable bebé no está tan interesado en dormir.

Por supuesto que jugar es más divertido. Pero esta madre abnegada lo tiene bien claro, sabe qué es lo mejor para su cachorro.

Ella tiene llenarse de paciencia para que el cachorro duerma mientras trata de relajarse, lo cual es bastante difícil pues se mantiene pendiente de todo lo que hace su pequeño travieso, quiere protegerlo y evitar que se meta en problemas.

Lo más sorprendente es que esta perra pastor alemán no es la madre biológica del cachorro. Desde el momento que su familia humana trajo a casa a este perrito rescatado llamado Kali su perra mayor con un gran instinto maternal se hizo cargo como si fuese suyo.

El video capturado por Tracy, dueña de los perros, poco después de que Kali fuese adoptado, demuestra el sacrificio y el cuidado que se necesita para ser una buena madre y un bebé feliz que es aceptado y querido en su nueva familia.

Vemos cómo este joven pastor alemán se entretiene en su cama jugando con una pelota mientras su madre realmente necesita descansar.

De pronto Kali deja caer la pelota y decide perseguirla emprendiendo una nueva aventura que lo aleja de su cama. Al darse cuenta de inmediato se levanta siguiéndolo hasta la esquina de la terraza y lo lleva de vuelta a su cómodo lugar de descanso.

Kali, obedientemente va en la dirección indicada. Se lanza para tomar su hueso de juguete con la intención de seguir divirtiéndose, su madre que levanta la pata y lo empuja suavemente acomodándolo para que se acueste. Kali se queda muy quieto.

La siesta es necesaria para que crezcas más sano, anda duerme pequeño travieso que es hora de descansar un poco.

Dailymail

Luego regresa para tratar de relajarse nuevamente mirando a su humana que está observando como su querida mascota da lo mejor de sí en su nuevo rol de madre.

Por suerte, estaba allí y pudo grabar este adorable momento de interacción madre-bebé, para que podamos disfrutarlo.

Una encantadora escena para compartir con padres e hijos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!