Escuchan llantos al fondo de una alcantarilla y los policías hacen de todo por salvarlo

Hay mascotas que son muy juguetonas, intranquilas y siempre están curioseándolo todo. A ellas nunca  debemos perderlas de vista porque se nos pueden extraviar u ocurrirles algún accidente. Esto fue lo que  le pasó a una perrita de tres años, cuyo nombre y dueño se desconocen, que cayó en una profunda alcantarilla.

El evento sucedió cerca del complejo residencial Parques Quinceo, de Morelia, Michoacán. A raíz de un reporte que realizó un ciudadano a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán, se activó un operativo de salvamento para el pequeño animal.  

«Alguien que pasaba por el lugar avisó a la policía porque el perrito ladraba mucho, tal vez quejándose de algún dolor», dijo una muchacha, residente de la zona. 

El reporte se hizo a través del 911, el teléfono de emergencia, y en la avenida Constituyentes de 1824 se presentó la Unidad Canina de la Policía de Michoacán. Uno de los funcionarios bajó por el estrecho boquete de la alcantarilla hasta el fondo. Envolvió al animal con una lona azul y subió ayudado por una cuerda.   

«Lo trasladamos rápidamente al Centro de Atención Animal, allí lo revisaron, lo curaron y ya se encuentra en perfecto estado», dijo uno de los agentes del orden.     

En su página de Facebook, la SSP posteó una fotografía donde podemos apreciar el momento en que es sacado de la alcantarilla desprovista de tapa el perrito de pelo blanco rizado.  

El rescate de animales, cuando caen por accidente u otras circunstancias en huecos o alcantarillas abiertas, es una labor un tanto complicada. En no pocas oportunidades deben utilizarse implementos como cuerdas, arneses, cascos protectores, trípodes con poleas y hasta grúas mecánicas. 

Una vez que tu mascota cae dentro del agujero, independientemente del tamaño de este, comienza a padecer un intenso estrés que puede provocarle la muerte por infarto como le ocurrió en 2015 a un caballo. Por tanto, una primera medida es sedar al animal para facilitar la tarea de salvamento. 

Las alcantarillas sin tapa se han convertido en verdaderas trampas peligrosas. De noche no se ven y pueden atrapar no solo a nuestras mascotas sino a nosotros mismos, por tanto debemos reportar a las organismos competentes su ubicación para su inmediata reparación. 

El perrito pelo blanco fue afortunado porque alguien escuchó sus desesperados ladridos y tuvo la sensibilidad y corazón para tratar de ayudarlo. Por supuesto también por la pronta asistencia que recibió de la SSP y el Centro de Atención Animal, instituciones prestas a dar servicio y apoyo a ciudadanos o animales.  

Comparte con todos tus amigos y conocidos esta grata noticia y recuerda que debes pasear a tu mascota atada con una correa para evitar que se escape y pueda caer en un agujero. De igual manera, debemos evitar caminar por zonas que están en proceso de construcción porque podríamos correr riesgos de accidentes. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!