Estaba petrificado pero aun así los humanos lo obligarían a ir al ring para ser atacado de nuevo

Posiblemente, esta sea una de las historias más tristes que te hemos contado, es el caso de un pobre perrito que a muy corta edad descubrió la maldad humana, siendo utilizado por personas sin escrúpulos que se dedicaban a las peleas ilegales de perros.

Su nombre es TJ y es tan solo un cachorro, de raza pitbull, que ha sido tratado de la peor forma, reducido por malos humanos a ser solo un objeto que utilizaban como instrumento para entrenar a grandes perros que preparaban para peleas clandestinas.

Tenía miedo de todos y de todo

Debido a las lesiones que recibió por parte de los otros perros que también eran utilizados por “sus humanos”, TJ presentaba múltiples heridas en todo su pequeño y frágil cuerpo; su crecimiento quedó atrofiado por pasar tanto tiempo encogido dentro de una jaula y probablemente nunca recibió la luz del sol.

Vivía en una diminuta jaula

Cuando los rescatista del refugio Rescue Dogs Rock NYC se acercaron a TJ, la reacción inmediata del lastimado peludito fue gruñir para intentar alejarlos. Cuando intentaron tocarlo, su reacción fue peor e intentó atacarlos, no conocía las caricias ni los mimos, solo había recibido maldad.

En todos los años de trabajo de los voluntarios del refugio, jamás habían estado frente a un caso tan severo, ¡TJ pesaba menos de 7 kilos, estaba en desnutrición aguda! ¿Cómo pudieron tratarlo tan mal?

“¿Por qué confiaría en nosotros o en cualquier otra persona? Los humanos le habían fallado, su corta vida había sido MISERABLE. Nunca fue tratado amablemente o acariciado”, comentaron los voluntarios del refugio.

Pese a la difícil situación, el refugio decidió hacer todo lo que estuviera en sus manos para ayudar a TJ. Trataron inmediatamente su desnutrición, sus infecciones y su anemia. Permaneció en el veterinario durante dos semanas y después fue a un hogar de acogida temporal con una voluntaria especialista en casos graves como el del cachorrito.

TJ pasó varias semanas en su hogar de acogida, aprendiendo que no todos los humanos son malos y que es bueno volver a depositar su confianza en alguien. El tiempo siguió transcurriendo y fue adoptado, por fin había encontrado un hogar definitivo en el que es llenado de amor, se siente parte de una familia y ha seguido con su proceso de recuperación.

No conocía el afecto

We visited with TJ today..We are convinced TJ was used as a bait dogHe has all the scars in the exact places that bait dogs have … His ears are completely shredded bite wounds all over his feet And he was bitten or hit in between his eyes and jaw which is swollen… TJ has been abused horrifically We are sick with grief over poor TJ Please help us make it right for TJ Donate to his medical care and rehabilitation Go to our pay pal: donate@rescuedogsrocknyc.orgOur website Http://rescuedogsrocknyc.org/

Publiée par Rescue Dogs Rock NYC sur Mercredi 20 avril 2016

“Está sano y salvo en su nuevo hogar. Es un final increíble para su historia. No podríamos estar más emocionados sabiendo que TJ está ahora en un hogar amoroso y es bien cuidado. Su pasado ha quedado atrás”, escribió el refugio.

Refugios como Rescue Dogs Rock NYC continúan haciendo todo lo posible por los perros necesitados. Las peleas de perros son ilegales pero siguen realizándose, destrozando el corazón y alma de muchos animales que solo desean una vida feliz. Levantemos la voz y no permitamos más injusticias.

¡Le espera una vida feliz!

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos. Recuerda que los animales no pueden protegerse a sí mismos. ¡Nos necesitan para defenderlos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!