Estaban a punto de pisar la mochila vacía hasta que descubren que hay vida en su interior

Hace dos años y medio Willow llegó a una peluquería junto a la casa de Andrew Zutty, quien decidió acogerla hasta que pudiera encontrarle un hogar, pero rápidamente se dio cuenta de que esta tierna gatita no iría a ninguna parte.

No pasó mucho tiempo después de adoptarla para que la familia se diera cuenta de que una de sus cosas favoritas en el mundo era encontrar escondites inesperados donde poder tomar una siesta todo el día.

“Solo estábamos pensando en quedarnos con ella hasta que pudiéramos encontrarle una familia, pero honestamente, nos enamoramos de sus ojos”, dijo Andrew.

Ella es una gata con un tamaño más pequeño que el resto, lo que significa que las posibilidades de encontrar un buen escondite son infinitas.

“A menudo nos sorprende encontrarla metida dentro de varias cosas en la casa. Sus lugares favoritos son los sitios profundos y oscuros. Debajo de las sábanas, muebles, maletas y, al parecer, ahora mi vieja mochila», dijo Andrew.

Andrew estaba planeando deshacerse de su vieja mochila, pero tan pronto como Willow la encontró tirada en el suelo no dudó en meterse adentro, ella simplemente decidió que ese era su nuevo lugar preferido para dormir.

Willow pasa horas en la mochila mientras duerme todo el día, y es tan pequeña y silenciosa que es casi imposible asegurar que está ahí dentro la mayor parte del tiempo.

“Mi compañero de cuarto se dio cuenta de que eso podía significar un riesgo para ella, es tan pequeña que en realidad parece una mochila vacía tirada en el suelo. Así que escribió un gran cartelito para asegurarse de que todos en la casa supieran cuándo estaba ocupada», dijo Andrew.

El compañero de cuarto de Andrew estaba preocupado de que alguien pudiera pisar la mochila accidentalmente mientras Willow estuviera dentro.

En lugar de hacer que Willow se moviera, colocó un letrero en la mochila que decía:

«Gato adentro, no pisar».

Parecía ser la solución perfecta.

Ahora todos están más tranquilos porque Willow puede dormir felizmente acurrucada dentro de la mochila todo el tiempo que quiera y su familia está segura de que estará a salvo.

Incluso cuando ella esté fuera de la mochila su familia dejará la advertencia.

«Estoy seguro de que seguirá siendo útil a medida que Willow encuentre más escondites en la casa», dijo Andrew.

Es una idea genial para evitar un accidente inesperado y dejar que la adorable gatita disfrute de su lugar favorito. Comparte esta encantadora historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!