Esta gata distante nunca había sido gran amiga de los abrazos hasta que conoció al nuevo bebé

Grace es una linda gata que fue rescatada de un refugio hace cinco años. Aunque ella ama absolutamente a su familia, a veces también es muy independiente y distante.

Según su madre, Jeannie Seiler-Laderer, Grace es amigable, pero no es una gran acurrucadora.

Jeannie y su bebé. Muy cerca de ellos Grace, su nueva compañera inseparable

«Grace es una gata muy leal, pero le gusta mantener la distancia», confiesa Jeannie. «Ella quiere acurrucarse en sus propios términos, pero solo en sus términos».

Sin embargo, todo cambió cuando la familia trajo a casa a su nuevo bebé, Jensen. A Grace parecía gustarle Jensen y comenzó a seguirlo a todas partes para estar cerca de él. Cada vez que el bebé duerme la siesta, se acurruca junto a él o encima de él.

Grace tardó seis semanas apenas en darse cuenta de que el bebé es un humano nuevo y que ella lo no podía estar lejos de él.

Ahora, de acuerdo a lo que asegura Jeannie, la gata sigue al bebé a todas partes, y a sus amos les sorprendió mucho comprobar cuánto la mascota lo amaba.

Ningún otro gato en casa ama tanto al nuevo bebé como Grace

Cuando Jeannie quedó embarazada, la familia se preguntó cómo reaccionarían sus gatos ante su bebé, especialmente Grace.

Siempre bromeaba junto a su marido, diciendo que cuando naciera Jensen, Grace sería el único gato de los tres que estaría menos interesado en el nuevo integrante de la familia.

Grace definitivamente no era una gran abrazadora hasta que conoció a su hermano pequeño Jensen.

La familia está feliz de saber que Grace finalmente ha encontrado su actividad favorita y su persona especial para acurrucarse.

Ella no puede dejar de velar los dulces sueños de su nuevo humano favorito

Ahora, donde quiera que vaya Jensen, Grace siempre está detrás para proteger y cuidar a su nuevo hermanito.

Se acurrucan juntos durante casi todas sus siestas, y también ella ha estado tratando de colarse en su moisés por la mañana para acurrucarse con él, pero por razones de seguridad, Jeannie y su esposo siempre procuran mantenerla fuera, para que no cause inconvenientes al bebé.

Este bebé de verdad ha hecho lo inimaginado: robar el corazón de la gatita más distante de toda la casa

¿Amas a Grace y su familia? Si la respuesta es sí, ¡compartamos esta historia con todos para llevarles una sonrisa a su día!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!