Atiende a un indefenso perrito mestizo en su peluquería sin saber que era grabado

Un peluquero canino fue grabado mientras atendía a un perrito caniche sin imaginar que el dueño verían un vídeo del momento en el que estuvo con su mascota.

No todos en esta vida tenemos la suerte de tener una ocupación que realmente amamos y disfrutamos, de esas que se sienten como un verdadero trabajo.

perrito

Y pocos tenemos la suerte de cruzarnos con alguien que disfrute de cada segundo de sus tareas diarias, pues es un verdadero placer.

Este es el caso de un argentino llamado Luis Antonio Caballero, que trabaja con animales y lo disfruta a cada momento.

Luis es peluquero canino y es dueño del Pet Shop Perritos Felices, un local ubicado en Buenos Aires. El nombre del local es mucho más que una invitación del marketing. Pues dentro de este lugar, los perritos, así como su dueño, son felices. Y hay un vídeo que lo comprueba.

Todo su entorno sabía que este hombre era feliz en su trabajo, pero ahora lo sabe todo el planeta gracias a su mujer, Gabriela, que lo filmó mientras bañaba a un pequeño caniche blanco.

El vídeo es realmente hermoso y muestra mucho más que a un perrito feliz. Fue una sorpresa para él que las escenas causaran una ola de comentarios en las redes, el humilde trabajador pasó del anonimato a convertirse en una celebridad en las redes. 

Así se ve Luis mientras baila y baña al perrito caniche.

En las imágenes podemos ver que Luis disfruta del baño, al igual que el caniche, mostrando el amor que este hombre tiene por su trabajo y por sus clientes, que reciben un tratamiento especial de verdad.

El vídeo, que fue originalmente posteado en la página de Facebook del Pet Shop, muestra cómo se divierte el hombre bailando y cantando con el perrito mientras le da un baño.

Mientras escuchan “Love Shack” de B52, tanto el peluquero como el perro disfrutan del baño mientras bailan felices. Todo termina cuando Luis mira a su esposa y se da cuenta que está siendo filmado.

Este es el conmovedor vídeo que ha generado miles de comentarios en las redes

“Me fui a hacer un té y cuando volví lo encontré a Luis bailando. No se dio cuenta que yo estaba ahí, entonces tomé mi teléfono y empecé a grabarlo”, contó Gabriela, quién asegura que así son todos los días en el local.

Cuando no está saltando, bromeando y arreglando el pelaje de sus caninos clientes, está en la calle buscando perros y gatos callejeros para conseguirles una familia.

No se limita a su labor, sino que va mucho más allá, lucha contra el abandono y las condiciones deplorables en las que sobreviven muchos perros en la calle.

Luis ama su trabajo. No hay duda que disfruta haciéndolo, pero no es lo único que ama este hombre, que se desvive por los animales. Se nota en cada gesto que genuinamente quiere el bien de cada uno de sus clientes peludos. 

Y toda la familia es así, todos están dedicados a los perros, pues aman a los animales. Son personas comprometidas con los derechos de estos seres inocentes que merecen todo nuestro amor. 

Muchas veces se habla de la crueldad con la que tratan los peluqueros caninos a sus clientes, pero pocas de gente valiosa como Luis, que no sólo brinda un buen servicio, sino que además lo hace con amor.

En zoorprendente estamos orgullosos del trabajo de este peluquero y su familia, su vocación de servicio mejora la vida de todos los perritos que pasan por sus manos.

Necesitamos más profesionales así, comprometidos con la labor de cuidar y velar por el bienestar de los perros, nuestros mejores amigos, quienes merecen todo el amor posible.