Delgado, deshidratado y absolutamente deprimido, Perry no tenía fuerza ni para buscar comida

¿Hasta dónde puede llegar el infortunio de un perro o un gato que ha sido abandonado en las calles?

¡No tienes la menor idea! Cada día compartimos contigo muchas anécdotas, algunas de ellas con finales maravillosos, otras con desenlaces realmente indignantes.

Delgado, deshidratado y absolutamente deprimido, Perry esperaba a que llegara su último aliento

La historia de Perry es una de esas que nos pueden causar una verdadera tristeza, pero a la vez nos demuestran de qué están hecho los corazones de algunos animales, capaces de sobrevivir a las experiencias más lamentables, solo gracias al amor y los cuidados de buenas personas.

En varias oportunidades te hemos hablado de los ángeles de Animal Aid Unlimited. Ellos trabajan en La India, rescatando a muchos perritos y gatos de situaciones sumamente inciertas y complicadas.

Este fabuloso equipo de personas no solo ha salvado la vida a varios cachorritos atrapados en pozos de alquitrán.

También han rescatado de la más grande de las miserias a animalitos que muchos darían por muertos… ¡y es que para ellos, no existen los imposibles!

El video que verás a continuación contiene imágenes sensibles. En él verás cómo este pobre perrito, logró superar una vida miserable

En una oportunidad recibieron un llamado de auxilio. Alguien aseguraba haber visto a un perrito en tan malas condiciones, que prácticamente el animalito era casi un esqueleto ambulante. De inmediato fueron en su ayuda, temiéndose lo peor.

Les tomó un poco encontrarlo y cuando por fin lo hicieron, no podían creer lo mal que estaba.

Un buen aseo y un tratamiento para su sarna, ayudó a curar su piel

El animal estaba tan débil, que ni siquiera era capaz de ponerse en pie para buscar comida. Perry literalmente estaba echado en un rincón a esperas de que le llegara la muerte. ¡Por suerte, lo que llegó antes fue la ayuda!

La sarna había causado dolorosas lesiones en sus patas. Así que los rescatistas comenzaron a tratar su alimentación con fluidos y su piel con baños medicados.

Luego de unos días de un tratamiento exhaustivo y de atención veterinaria, Perry comenzó a recibir comida sólida.

Con amor, perseverancia y muchos cuidados, Perry salió adelante y se libró, por muy poco, de haber protagonizado una historia muy triste.

Ahora este perrito está repleto de alegría, y no solo de alegría… ¡De agradecimiento y de amor hacia las personas que fueron capaces de poner su atención en él, cuando solo era un manojo de huesitos!

Perry es una mascota completamente nueva, que vive repleta de amor

El poder del amor transforma todo y tú puedes demostrarlo a otras personas con un sencillo gesto: compartir con ellos esta bella historia de perseverancia y lucha.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!