Este perrito diagnosticado con cáncer recibe la mejor lista de deseos de su vida

La Richmond Animal League le dio a un dulce cachorro un día para recordar. El personal y los voluntarios llevaron a Bebe a su «Bebe’s Big Day Out», donde pudo elegir lo que quisiera.

Fue a dar un paseo en coche y sintió la brisa en la cara con todas las ventanas abiertas del auto, antes de ir de compras a una gran tienda de mascotas donde podía escoger de todo. Bebe ha estado en refugios desde mayo de este año.

Este perrito tan educado fue a dar un gran paseo en auto

Él es un niño muy dulce que desafortunadamente ha sido diagnosticado con neoplasia melanocítica, una forma agresiva de melanoma. Lamentablemente, este diagnóstico es terminal y le han dicho a Bebe que tiene menos de dos años de vida.

También se le ha diagnosticado recientemente hipotiroidismo, pero ninguna de estas malas noticias está deprimiendo a Bebe. Las personas que ahora están a su cuidado, se han propuesto darle todo el amor que hay en sus corazones, al menos mientras llega la hora de partir.

Bebe tenía toda una tienda para escoger lo que quisiera

Durante sus compras, Bebe escogió algunas bolsas de golosinas, que tuvo la oportunidad de probar un poco antes de su propia fiesta de helados.

¡Saboreó hasta cuatro sabores de helados y se veía sumamente feliz al comer toda la crema batida, las chispas y la galleta de los conos!

Su fiesta incluía helados y probó hasta 4 sabores distintos

Los voluntarios que cuidan de Bebe en Richmond Animal League, tienen muchas cosas buenas que decir sobre este perrito tan especial. A través de sus redes sociales se han encargado de hacer que sus seguidores lo conozcan bastante bien.

Es sumamente dulce, se acurruca en la cama sin molestar, es calladito, no salta sobre las personas, no rompe nada, sabe sentarse, atiende cuando lo llaman y es bastante bueno caminando con correa.

El único inconveniente de este dulce muchacho es que no le gusta estar en la perrera. Su confinamiento lo estresa y lo vuelve irritable con otros animales del refugio.

Por fortuna para Bebe, hay una familia que está seriamente interesada en acogerlo por el tiempo que le quede de vida, así que esperan que vaya a casa muy pronto.

Espera a tener el hogar que se convertirá en su última morada

No dudamos que las personas que cuiden de Bebe serán muy afortunadas. Este perro no solo es capaz de traer un poco de alegría a sus vidas, también es maravilloso saber que, sin importar su condición, hay personas dispuestas a amarlo como merece, aunque muy pronto deban decirle adiós.

Bebe merece pasar el tiempo que le queda tranquilo, y no hay mejor lugar como el hogar para ser enteramente feliz. Este perrito tiene mucho amor para entregar y estamos seguros de que no se guardará ni un poco de afecto cuando este rodeado de su nueva familia.

Bebe podrá recibir de su familia definitiva todo el amor que un perrito de su condición necesita

Si te conmovió la historia de Bebe, compártela. Enseñarás a otras personas lo importante que es recibir una segunda oportunidad, no importa las circunstancias.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!