Extraño animalito híbrido causa conmoción hasta que descubren la «aventura de verano» de su mamá

¿Te imaginas tener toda la ternura de una cebra y un asno en un mismo ser? Pues esto fue lo que sucedió en las instalaciones de un grupo de rescate de animales en Kenia, cuyo equipo se sorprendió gratamente al descubrir que una de las cebras que viven en el parque de vida silvestre dio a luz un lindo zonkey.

Seguramente te estás preguntando qué es un zonkey. Es la unión de dos mundos. En primer lugar, es adorable y, en segundo lugar, es el resultado bastante raro e inusual de la relación entre una cebra y un asno.

El personal del Parque Nacional Chyulu Hills, en Kenia, descubrió recientemente que una de sus cebras estaba acompañada por un bebé de aspecto particularmente interesante, con el pelaje color marrón, como un burro, pero rayas en sus piernas, como una cebra.

Algo raro sucedía

Fue entonces que los rescatadores de animales del refugio Sheldrick Wildlife Trust entraron a escena para examinar al pequeño y descubrieron que era un híbrido cebra-burro. Fue en un comunicado de prensa reciente que el grupo de rescate escribió:

“Trabajando con la vida silvestre, uno aprende a esperar lo inesperado. Incluso la historia más directa puede revelar sus verdaderas causas y terminar sorprendiéndonos a todos”, dijo el refugio.

Entonces, ¿cómo sucedió algo así? La teoría detrás del insólito nacimiento es que la mamá cebra salió del parque y se mezcló en alguna casa cercana con un rebaño local, al parecer, allí conoció a un burro y consolidó su relación antes de que el personal del parque de vida silvestre fuera a buscarla.

“La cebra se había relacionado con un burro amoroso durante su tiempo fuera del parque. Fue un romance de vacaciones, por así decirlo”, señaló el refugio de animales.

Más allá de cómo fue concebido el pequeño zonkey, la cuestión es que los embarazos de una cebra duran 12 meses, por lo que pasaría un tiempo antes de que tuvieran idea de lo que estaba sucediendo. Es por eso que todo el mundo se está dando cuenta del nacimiento del milagroso zonkey hasta ahora. Entonces, según el Sheldrick Wildlife Trust:

“El zonkey combina el cuerpo robusto de su padre burro y las patas rayadas de su madre cebra, lo que lo convierte en una criatura llamativa. Si bien debería llevar una vida normal, los zonkeys son mulas, lo que significa que no podrá reproducirse una vez que alcance la madurez”, aclaró el refugio.

Es un milagro hermoso

Ahora que sabes que es un zonkey, seguro te llenará de gusto saber que tanto la traviesa madre como el pequeño evolucionan gratamente en su hogar y quizá en algunos años la mamá cebra vuelva a sorprendernos con otro bebé fuera de lo común.

No cabe duda de que la Naturaleza nunca deja de sorprendernos con sus sucesos únicos e irrepetibles. Lo más importante es que aprendamos a cuidar de todos los seres vivos y permitirles vivir libremente.

No te vayas sin compartir esta increíble noticia y celebremos los milagros que nos regala la Naturaleza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!