Una familia huye de un robo y deja a su perro en casa a manos del temible ladrón

Cuando las personas dejan un espacio en su corazón para la maldad, no les importa a quiénes ni a cuántos deben lastimar para cumplir con el maléfico plan de acción. Incluso, si esto implica lastimar a un animal inocente, como tantos que se convierten en las principales víctimas de maltrato.

Esto fue lo que vivió una familia en Joplin, Missouri, el pasado 29 de abril en horas de la mañana, quienes fueron agredidos por su vecino después de tener un altercado verbal.

Por suerte, la familia logró huir de la escena y rápidamente llamaron a la policía informándole que Jessie Bailey, un hombre de 42 años de edad, llamó a su puerta y los agredió con un cuchillo.

Bailey intentó apuñalar a la persona que abrió la puerta, seguidamente se encerró en la propiedad y causó algunos daños materiales. La familia, para resguardarse del enfurecido hombre salió corriendo de la casa y olvidaron llamar a su fiel peludito quien quedó en la vivienda en manos del ladrón.

El incidente ocurrió en la calle 723 S Connor Ave.

Desafortunadamente, el indefenso perrito fue quien recibió toda la irá del despiadado hombre. Bailey lo agredió en repetidas ocasiones y luego huyó de la residencia.

El hombre parecía no detenerse y logró ingresar a otra casa para seguir perjudicando a más seres inocentes. La policía tuvo que pedir refuerzo y llamaron al Departamento de SWAT de Joplin.

El hombre entró a una segunda residencia en la siguiente cuadra.

El equipo de SWAT entró a la propiedad y puso bajo arresto a Bailey. Al hombre se le acusan de los siguientes cargos:

Robo en primer grado, asalto en primer grado, resistencia al arresto y abuso animal”.

Hasta la fecha, los familiares del perrito no han salido a dar ninguna declaración sobre su estado de salud.

Si bien Joplin Crime Watch ha informado a informado a través de sus redes que las personas solo sufrieron lesiones leves, en este momento se desconoce la condición del perrito.

La captura llevó aproximadamente 3 horas según el Departamento de Policía de Joplin.

No imaginamos el momento de angustia y desesperación de la familia al ver a su perrito cubierto de sangre. Deseamos que haya recibido atención médica a tiempo y logre recuperarse satisfactoriamente.

Ningún perrito merece padecer tratos injustos, es necesario que sigamos luchando para fortalecer las leyes que velen por su derecho. Alcemos la voz y sigamos siendo fieles defensores de los animalitos. ¡Comparte!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!