Frank Cuesta revoluciona las redes al desenmascarar el video del “pingüino más feliz del mundo”

Nuevamente Frank Cuesta, mejor conocido por la audiencia como “Frank de la Jungla”, ha sacado a la luz pública información sobre el sufrimiento que se esconde tras la “alegre” vida de otro animal en cautiverio.

Él, además de haber ganado fama debido a sus programas de TV, que exponen a profundidad el mundo salvaje del reino animal, se graduó de veterinario y tiene una trayectoria que muestra su preocupación por el bienestar de todas las especies que habitan en este mundo, sobre todo en aquellos casos en que animales de la selva permanecen encerrados por industrias del entretenimiento. 

En este caso, se trata de un video que para miles de personas ha resultado gracioso, y por esa razón se hizo rápidamente viral. Es conocido como “el pingüino más feliz del mundo”, pero el animalista ya ha aclarado públicamente que esas imágenes, que pertenecen a un zoológico de Edimburgo, en las que se ve al animal saltando, no tienen ningún tipo de gracia. Asimismo, explicó que el pingüino del video sufre de una enfermedad llamada estereotipia. 

La estereotipia se refiere principalmente a movimientos, posiciones o sonidos vocales repetitivos, que se manifiestan cíclicamente sin objetivo aparente. Puede presentarse como un balanceo del cuerpo, cruzar y des-cruzar las piernas, entre otras. En los seres humanos ataca a personas con alguna discapacidad intelectual, y en animales ocurre en caso de estrés producido por el cautiverio. 

Esto quiere decir que el pingüino que miles de personas han visto y han compartido con sus amigos para reír y pasar un buen rato, realmente esconde una historia de injusticia y sufrimiento. El mensaje que acompaña al video dice:

Parece que nadie puede contener la emoción el día de Navidad”.

Pero lo que no deberíamos contener es la tristeza e indignación. Es de humanos errar, posiblemente muchos de los que compartieron ese video no sabían que se trataba de un caso así…

Twitter

Pero ahora que sabemos la verdad ¿qué vamos a hacer? Frank Cuesta declaró en una publicación que “El pingüino no estaba alegre, sino loco perdido. Es un animal que psicológicamente está destrozado. ¿Cómo se sentiría alguien condenado a cadena perpetua sin haber cometido delito alguno?”, la interrogante que se hace es muy válida, y también deberíamos todos preguntarnos eso, ya que se trata de un ser vivo encerrado en contra de su voluntad, apartado de su hábitat natural.

Muchas veces se comparten videos “graciosos” de animales que realmente están sufriendo y se comportan de forma extraña, ya que así manifiestan su estrés, es cierto que esto proviene de la inocencia en algunos casos, y por eso es tan importante desmentir videos como el del “pingüino feliz”, que realmente esconde una muy angustiante realidad.

Comparte la información con todos tus conocidos y amigos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!