Llaman loca a esta joven de 22 años por dejar su casa para ganarse la vida entre cocodrilos

El amor lo puede todo en la vida y hace que nuestros planes sean más fáciles de llevar a cabo; el amor propio, el amor hacia alguien más, al trabajo o una vocación son indispensables para tener éxito en lo que se quiera emprender, incluso si parece una locura para los demás.

Una chica neoyorkina llamada Gabby Scampone, de 22 años, buscaba qué hacer para su vida y poder cumplir sus sueños realidad; la chica reunió a sus amigos y familiares para contarles sus planes, pero el cambio drástico que estaba dispuesta a hacer no les pareció conveniente a sus padres; de hecho, todos sus invitados decían que se volvió loca.

La descabellada decisión de Gabby que dejó atónito a sus conocidos era mudarse a Florida para convivir y luchar con caimanes en el Parque de Vacaciones Everglades.

Scampone confiesa estar enamorada de los reptiles, sobre todo de los caimanes, y ahora se siente feliz de estar en un trabajo que permite interactuar con ellos todo el tiempo, es su pasión. Tanto es el amor que siente la chica por estos animales que prefiere pasar su tiempo libre con ellos que tener una vida social con amigos humanos.

En el parque, Gabby debe reubicar a los cocodrilos en los diferentes ambientes del recinto y también suele ofrecerse como voluntaria para luchar con los cocodrilos, es lo que más disfruta.

“Mucha gente simplemente asume que estoy loca y me dicen que lo estoy. Obviamente, porque ven a alguien besando a un caimán pero no entienden que los caimanes con los que trabajo generalmente son muy dulces”, cuenta Scampone sobre los comentarios que siempre recibe por sus conocidos y también por las personas que visitan al parque.

Su trabajo ha afectado, para su suerte, en las posibles relaciones amorosas; ella cuenta que una vez en una cita la llamaron para reubicar a un caimán y el chico no quiso acompañarla y Gabby dice que “fue una bendición disfrazada, porque el chico no quería venir conmigo, ¡así que no habría una segunda cita!”.

Sin embargo, la joven reconoce que es un trabajo extremo que implica tener mucho cuidado y respeto al animal.

“Cada vez que trabajas con un animal existen riesgos, especialmente con un gran depredador como este que tiene tantos dientes… puedes perder tu mano, puedes perder los dedos. Él puede arrancarte el brazo, no es broma”, confirma Scampone, pero añade que estos animales no atacan sin motivo, ellos simplemente no buscan interactuar contigo.

Mientras Gabby ha ganado bastante popularidad por sus publicaciones en Instagram, son más de 930 fotografías y vídeos de ella junto a sus amados caimanes y ha logrado cautivar la atención de más de 7000 personas.

Barcroft Animals

El amor para los animales hizo que esta chica común se convirtiera en una chica apasionada por su excéntrico trabajo. Una gran inspiración. Una inspiración para no dejar que  nadie trunque tus sueños.

En este video puedes ver a Gabby como toda una experta de los caimanes, ¡incluso parece que es uno de ellos!

¡Comparte esta inspiradora historia con tus amigos! ¿Qué opinas de la arriesgada pasión de esta amante de los reptiles?

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!