Una gata trajo a casa 3 bebés que necesitaban ayuda, pero no eran suyos

Barb Gosselin es fundadora de Shuswap Paws Rescue y está acostumbrada a escuchar las historias más sorprendentes sobre gatitos y otras mascotas en estado de abandono, pero no estaba preparada para lo que sucedería en una casa de Shuswap, Canadá.

Barb recibió la llamada de una señora que le comunicó que algunos gatitos necesitaban ayuda urgentemente. Cuando la proteccionista llegó a la residencia, descubrió a tres adorables pequeños de unas tres semanas de edad.

Los gatitos eran casi salvajes y estaban aterrados

Gatitas rescatadas en Canada

Al principio Barb pensó que los gatos eran hijos de la gata de la casa, pero en realidad no era así.La dueña de la residencia le explicó que su mascota es semi salvaje y que un día llevó a casa a esos tres pequeñines.

La señora se sorprendió al ver a los chiquillos durmiendo sobre su cama, en especial porque su gata estaba esterilizada.

Barb dando calor a un par de gatitos

Gatitas rescatadas en Canada

De inmediato salió y buscó por los alrededores alguna gata a la que pudieran pertenecer los gatitos, pero no halló a ninguna.

Tampoco sabe de dónde puede haber sacado su mascota a estos huerfanitos.

Aquí puedes ver la tierna evolución de estas gatitas, desde el primer día de su rescate

Consciente de que su gata no tenía las condiciones para mantener con vida a estos chiquitines, la señora se comunicó con Barb, quien en compañía de Kelsey, otra voluntaria de rescate, decidieron hacerse cargo de estos pequeños.

Debajo de la cama encontraron a tres gatitas muy “feroces”. Barb asegura que eran casi salvajes, pues escupieron y silbaron en todo momento, cada vez que ellas intentaron acercarse.

«Estaban muy delgadas y no habían sido alimentadas por un tiempo, por lo que creemos que la madre también era salvaje y había fallecido», dijo Barb.

Barb y Kelsey se las arreglaron para poner a las gatitas a salvo y una vez dentro del automóvil, notaron que la salud de las pequeñas estaba más comprometida de lo que ellas imaginaban.

De hecho, una de las hermanitas tenía un problema en uno de sus ojitos. Era hora de hacer una parada obligada en el veterinario.

Gatitas rescatadas en Canada

El veterinario descubrió que los gatitos sufrían de quemaduras a causa del frío y la nieve, desnutrición severa y deshidratación.

Al final resultó que la enfermedad en los ojos de una de las gatitas fue causada por la falta de nutrición y una combinación de miedo extremo y estrés.

Las gatitas estaban muy estresadas y nerviosas

Gatitas rescatadas en Canada

Barb llegó a casa con sus nuevas gatitas y supo que tenía mucho trabajo por delante. Además de todos los cuidados que debía brindarles para ayudarlas a recuperar su buena salud, debía resolver pronto el estrés que sentían las pequeñas ante el contacto humano.

Loki, el gato residente de Barb que también fue rescatado, fue de gran ayuda, en especial con una de las más asustadizas, a la que pusieron por nombre Varadero.

Loki ayudó a Varadero a vencer sus temores

Gatitas rescatadas en Canada

El gato adulto le enseñó que los humanos no son tan malos como parecen y ella, poco a poco, empezó a confiar.

Con paciencia, esfuerzo y mucho amor, estas gatitas salvajes y temerosas, pronto se convirtieron en unas pequeñuelas juguetonas y ronroneadoras.

Gatitas rescatadas en Canada

Tras semanas de exitosa recuperación, las tres estuvieron listas para ser adoptadas y encontraron hogares formidables.

Gracias a la iniciativa de la gata que decidió llevar a estas pequeñas a casa, ahora ellas tienen toda una vida feliz y apacible por delante.

Estas hermosas gatitas se convirtieron en unas criaturas adorables e irresistibles

Gatitas rescatadas en Canada

LoveMeow

Si te conmovió esta historia, solo tienes que compartirla en las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!