Una gatita recupera la alegría cuando ve que la ayudan a salvar a sus bebés ciegos

Si hay alguien que sabe cómo dar a los gatos una segunda oportunidad, esa es Sarah Foster. Es una madre adoptiva decidida, de esas que no se echan para atrás por nada.

Es por eso que cuando recibió el llamado de un refugio ubicado al este de Tennessee, donde una gata había sido encontrada con cuatro pequeños en condiciones lamentables, no se negó a aceptar el reto.

Penélope junto a uno de sus pequeños

Familia de gatitos en peligro

En el momento en el que Sarah fue en búsqueda de Penélope (nombre con el que bautizó a la madre), se dio cuenta que en el refugio no bromeaban cuando le advertían que toda la familia estaba en riesgo.

Penélope había dejado de producir leche debido al estrés de estar en las calles, por eso no podía alimentar adecuadamente a sus cachorros. Ella estaba falta de peso, los gatitos también y por si fuera poco, los pequeños tenían infecciones respiratorias severas y estaban a punto de quedarse ciegos.

Toda la familia estaba falta de peso y muy enferma

Familia de gatitos en peligro

Sarah comenzó con su dura labor para sacar adelante a esta familia, sin embargo, dos de los gatitos más robustos fallecieron, causándole a Penélope una gran pena adicional.

La gata, deprimida por la pérdida de sus crías, trató de sobreponerse y de cuidar, con los pocos recursos con los que contaba, de Lily y de Dominic, los dos sobrevivientes.

Lily estaba a punto de perder la vista y Dominic ya se había quedado irremediablemente ciego. Pero Sarah no se echó para atrás.

Comenzó por alimentar muy bien a todos, especialmente a los cachorros, a los que a su vez los trató con antibióticos.

Familia de gatitos en peligro

Cada gramo que los gatitos ganaban, era un día de victoria para Sarah, entonces supo que Lily y Dominic eran unos luchadores y que no estaban dispuestos a rendirse.

Las atenciones de la proteccionista eran complementadas por el amor de Penélope, quien a pesar de sus desventajas, se esmeraba por dar amor, calor y cuidados a los chiquillos.

Sarah alimentó a los gatitos de forma manual

Familia de gatitos en peligro

Sin embargo, al estar en un ambiente controlado, donde Penélope podía relajarse y sentirse plenamente segura, las cosas comenzaron a prosperar para todos.

La gata adquirió un mejor peso, su pelaje se puso más denso y brillante y pudo finalmente alimentar a sus cachorros del modo adecuado.

Familia de gatitos en peligro

Lily y Dominic lograron sobreponerse y, a diferencia de sus dos hermanitos, ellos pudieron sortear las difíciles pruebas y seguir adelante, mejorando considerablemente su condición.

Puede que Dominic perdiera la vista, pero a Sarah eso lo que menos le preocupa, mientras él esté sano y feliz.

A pesar de algunos inconvenientes, estos gatitos están sanos y felices

Familia de gatitos en peligro

LoveMeow

Si te ha conmovido la dura historia de esta familia gatuna y cómo pudieron salir adelante ante la adversidad con la ayuda de una persona ejemplar, no dudes en compartir la noticia en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!