Una gata callejera aparece en su puerta y no descansa hasta que le cumple su más anhelado deseo

Desafortunadamente, cada vez son más los animales abandonados en las calles que se encuentran totalmente vulnerables a maltratos, injusticias y demás situaciones que les ponen en peligro. No obstante, pese a todo su sufrimiento estos animales no pierden la esperanza de poder encontrar un hogar lleno de amor en el cual poder ser felices como siempre han soñado.

Esto fue lo que sucedió con Matt Mitchell y su compañero de habitación, quienes rentaban una cabaña en su universidad al lado del Lago Michigan, y encontraron una gatita abandonada afuera de su casa de la cual se hicieron inseparables.

Todo sucedió una fría mañana mientras los jóvenes se encontraban desayunando y de pronto escucharon una serie de maullidos provenientes de la parte trasera.

Cuando Matt fue a averiguar, se encontró con la pequeña gatita que lo miraba fijamente en busca de amor y un poco de comida.

“Apareció literalmente en mi puerta durante mi último año en la universidad. Creo que se había extraviado o que fue abandonada. La alimenté y ella no se ha ido desde entonces”, dijo Mitchell.

Los dos jóvenes decidieron llamar a la gatita Spritzer y la adoptaron oficialmente en su hogar. Cuando la encontraron por primera vez era tan pequeña y tranquila que no imaginaron que terminarían llevándola a todos lados, incluso a sus expediciones en bote al lago. Fue la propia gatita quien se invitó a sí misma a viajar en bote y desde entonces su espíritu aventurero no ha parado.

“Estaba con unos amigos en el lago y olvidé algo en casa, así que tuve que volver al kayak. ¡Cuando me iba, ella salió al muelle y maulló hasta que me di vuelta y la llevé conmigo! Incluso se resbaló y cayó esa primera vez, pero nada la detuvo”, mencionó el hombre.

A partir de ese momento, la gatita se enamoró de los viajes en bote y se hizo inseparable de su padre humano.

“Ella siempre viene cuando voy a salir en bote lo que hago un par de noches a la semana. Sin embargo, siempre es ella la que decide ir o no. Si no quiere ir, la dejo en casa. En ocasiones voy a remar sin ella y al final termina interesándose en ir”, señaló Mitchell.

Pese al pequeño tamaño de los kayaks, la linda gatita siempre encuentra mucho en que entretenerse: disfruta tomar siestas sobre la tranquilidad del lago, caminar alrededor como si se tratara de una cuerda floja, jugar con Matt o simplemente sentarse en la parte trasera y mirar el paisaje.

“Spritzer se mueve mucho alrededor del bote, va de su manta en la proa, caminando por los bordes, bebiendo del lago y acurrucándome en mi regazo. Creo que realmente lo disfruta porque siempre sube a bordo. En raras ocasiones quiero que vaya conmigo y simplemente no está interesada. Es una princesita malcriada, pero en general es tranquila y especialmente cariñosa en el agua”, señaló Mitchell.

Matt Mitchell

Actualmente Spritzer tiene 13 años y sigue disfrutando de sus aventuras sobre el lago tanto como cuando era una pequeña bebé. Ama pasar tiempo con Mitchell y continuará disfrutando de la vida en el hogar amoroso que encontró por accidente. Podemos seguir las aventuras de esta linda gatita en su cuenta de Instagram y así ayudar a crear conciencia sobre la adopción animal.

¡Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y abre tu corazón a los animales más necesitados!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!