Gatita ciega no para de agradecer a los héroes que llegaron a tiempo para salvar a sus bebés

Ida es una gatita muy especial. Ella fue trasladada a Tabby’s Place, un santuario de gatos ubicado en Ringoes, Nueva Jersey. Todos tenían la esperanza de que allí podría encontrar una vida mejor.

La gata estaba embarazada y tenía problemas con sus ojos. Además, necesitaba de un buen tratamiento dental. Ida era demasiado dulce y todos los voluntarios del santuario estaban de acuerdo en que se trataba de una mascota excepcional.

Al llegar al santuario, nadie imaginó que esta gatita daría a luz más pronto de lo previsto

Aunque calcularon que faltaban algunas semanas para el momento del parto, Ida se adelantó y sus gatitos nacieron prematuros y faltos de peso. En el santuario hicieron todo lo posible por salvar a toda la camada, pero solo 3 gatitos salieron adelante.

Aunque la madre estaba produciendo un poco de leche, descubrieron que no era suficiente para alimentar a las crías, así que comenzaron a brindarle una nutrición complementaria mediante sonda. Ellos no estaban dispuestos a permitir que otro chiquitín se rindiera en esa lucha.

Solo tres gatitos de la camada de Ida lograron sobrevivir

Nadie sabía si los prematuros saldrían adelante, pero querían darles una oportunidad de pelear. Los gatitos recibieron atención complementaria las 24 horas, mientras que su mamá gata los mantuvo limpios, cálidos y amados.

En menos de dos días, los pequeños habían aumentado de peso y finalmente pudieron recibir el alimento de su madre. Continuaron creciendo cada día y al final de la primera semana, pesaban más de 113 gramos.

Los gatitos guerreros fueron llamados Agata, Marysia y Artur. Ida, la madre, nunca se apartó de su lado, brindándoles a cada instante un amor incondicional.

Muy pronto los gatitos demostraron estar saludables y llenos de energía para comenzar a explorar el mundo a su alrededor. Ida aprovechó este momento para relacionarse más con los humanos del santuario y recibir de ellos mucho amor.

Los pequeños nacieron faltos de peso y requirieron de cuidados intensivos para sobrevivir

Esta gatita no solo demostró ser una madre agradecida y ejemplar, también resultó ser un animal de compañía amoroso y único. Todos los integrantes de Tabby’s Place están realmente felices de ver a la familia prosperar.

Muchos creían que las posibilidades de estos chiquillos eran mínimas, pero el deseo de vivir de cada uno fue más fuerte.

Con amor, constancia y la dedicación necesaria, estos gatitos prematuros están prosperando como cualquier otro minino normal, en vías de tener a las familias que cualquier mascota amorosa merece.

Cuando estén listos, mama Ida y sus bebés abandonarán el santuario, esta vez para encontrar a sus familias para siempre. Cada uno cuenta con enormes posibilidades, pues nadie duda de que son amorosos y excepcionales.

Valió la pena el esfuerzo, solo para ver a esta familia sana y feliz

Comparte con otros la alegría de saber que estos gatitos fueron salvados de un destino incierto. ¡Difunde esta historia en tus redes sociales!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!