Gatita de 3 patas rescatada se enamora del gatito paralizado de la casa y lo ayuda a prosperar

La realidad para los animalitos callejeros es completamente injusta, solos e indefensos deben aprender a sobrevivir no solo ante las acciones de seres sin piedad sino a los diferentes peligros, el clima o un destino incierto.

Una pobre gatita quedó muy lesionada en las calles de Estambul, Turquía

Así llegó al centro clínico veterinario de Ashen, una amante de los animales que dedica su vida a realizar nobles causas por los peluditos más vulnerables.

Ashen tienen varios gatos en su casa, todos con necesidades especiales.

La gatita tenía una fuerte lesión en una de sus patitas, por lo que debió ser trasladada a otro centro clínico. Por suerte, Ashen no la abandonó y estuvo con ella durante todo el proceso.

Desafortunadamente, tras una exhaustiva revisión los veterinarios acordaron que debían extirparle su patita, la cirugía se realizó con éxito y desde entonces esta pequeña bola de pelos debió adaptarse a su nueva vida.

Fue llamada Ekim, que significa octubre en turco.

Durante los días más difíciles de la recuperación, Ashen no podía dejar de pensar  en la gatita, mucho menos después de la tierna reacción que tuvo el animalito al verla, así que decidió quedársela para siempre.

“Seguí pensando en ella y no podía sacarla de mi mente. Así que decidí volver a verla, y si todavía estaba allí, la adoptaría y haría todo lo posible para darle la mejor vida que se merece”.

Días después de la recuperación Ashen se reunió con su nueva mascota y se la llevó a su casa. Al llegar la gatita no podía estar más feliz de estar con su nueva persona favorita, con dulce mirada y tiernas caricias la pequeña Ekim demostraba su agradecimiento.

Pasaban los días y Ekim mejoraba satisfactoriamente, poco a poco iba creando un hermoso vínculo con el resto de los gatitos que vivían con Ashen.

Demostró ser toda una guerrera.

No pasó mucho tiempo para aprendiera a caminar con sus tres patitas y emprendiera nuevas aventuras. Ashen comentó:

“Recorrió la casa por primera vez sola e incluso usó la caja de arena ella sola.”

Ekim demostró ser muy juguetona y excesivamente cariñosa, corre, juega y salta como cualquier otro gato con cuatro patas.

Pero lo que Ashen jamás imaginó fue que al conocer a Hayko, uno de sus gatitos, que es paralizado de sus patas traseras, se enamoraría por completo.

Ekim tomó a Hayko bajo su cuidado, y fue realmente adorable. Siempre está al pendiente de su nuevo amigo, y mientras los otros gatos parecían mantener distancia, Ekim era muy afectuosa.

Incluso duermen en la misma camita.

Ekim se asegura de que su nuevo mejor amigo esté a salvo todo el tiempo, y siempre corre a darle abrazos y compañía. No tardó en ejercer a la perfección su rol de hermana mayor y suele ofrecerle dulces baños al gatito, acompañado con abrazos y algunos ronroneos.

«Le prometí a Hayko hace dos meses que lo ayudaría a sanar y mejorar su vida. Estoy muy agradecida todos los días de que esté avanzando y prosperando con nosotros y todo gracias a la maternal Ekim», dijo Ashen.

Ekim ahora es una gatita muy feliz que ha contagiado al resto de los mininos con su alegría.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @zikrettinn

Con su ternura y particular forma de ser no para de conquistar el corazón de su madre y de los miles de internautas que la siguen en sus redes.

“Ella es mi pequeño ángel de una sola ala, el gato más cariñoso que he visto en mi vida”, destaca Ashen.

Todos los gatitos, a pesar de ser muy diferentes, forman parte de la familia de Ashen quien los ama incondicionalmente. El dolor es cosa del pasado, ahora les queda disfrutar de las maravillas de este presente.

El verdadero amor y una vida llena de aventuras solo la tendrás con una mascota en casa. Adopta y vive tu propia experiencia. ¡Comparte!